Publicado 10/06/2022 07:03

Insuficiencia cardíaca, descubren el riesgo de morir por Covid-19 sin no se está vacunado

Archivo - Corazón
Archivo - Corazón - PEEPO/ ISTOCK - Archivo

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con insuficiencia cardíaca que no están vacunados contra el SARS-CoV-2 tienen tres veces más probabilidades de morir si se infectan con el virus en comparación con los pacientes con insuficiencia cardíaca totalmente reforzados, según una nueva investigación del Mount Sinai Heart, en Estados Unidos. El estudio, publicado en el 'Journal of Cardiac Failure', es el primero que analiza el estado de vacunación contra el COVID-19 y los resultados en pacientes con esta enfermedad cardiovascular, y muestra lo drásticos que son los efectos protectores en esta población de pacientes de alto riesgo.

La investigación es importante, ya que muchos pacientes con insuficiencia cardíaca dudan en recibir la vacuna COVID-19 por temor a la miocarditis, o inflamación del músculo cardíaco. Esta afección es un efecto secundario poco frecuente de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, pero una complicación más común de la infección por COVID-19. Los resultados de este trabajo pueden ayudar a los pacientes con insuficiencia cardíaca a comprender mejor los beneficios de estar completamente vacunados y reforzados contra COVID-19, y la protección que ofrece.

"Puse en marcha este estudio porque nuestros pacientes con insuficiencia cardíaca a menudo expresan su temor a recibir la vacuna contra COVID-19 después de oír informes sobre miocarditis relacionadas con la vacuna, lo que les causaría otro revés cardíaco", explica la doctora Anurhada Lala, directora de Investigación en Insuficiencia Cardíaca y profesora asociada de Medicina (Cardiología) en la Facultad de Medicina Icahn del Monte Sinaí y autora del estudio.

"Hasta ahora, ha sido difícil explicar a estos pacientes cómo los beneficios cardiovasculares de la vacunación superan sustancialmente los riesgos de complicaciones para ellos, porque no teníamos pruebas concretas que mostraran los riesgos sustanciales de no estar vacunados, ya que pocos estudios se han centrado en esta población específica de alto riesgo y en la vacunación contra la COVID-19 --prosigue--. Disponer de datos específicos que muestren que los pacientes con insuficiencia cardíaca que no tienen su serie completa de vacunas tienen un riesgo mucho mayor de muerte, ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y hospitalización general -incluso después de tener en cuenta los factores que podrían estar relacionados con la decisión individual de vacunarse- es útil".

Los investigadores del Monte Sinaí realizaron un estudio retrospectivo para analizar el impacto del estado de vacunación contra la COVID-19 en la población de pacientes con insuficiencia cardíaca. Examinaron los registros electrónicos de 7.094 pacientes del Sistema de Salud del Monte Sinaí con un diagnóstico de insuficiencia cardíaca (sin incluir a los pacientes con trasplante cardíaco y dispositivos de asistencia ventricular izquierda) que tuvieron visitas a la consulta, visitas al servicio de urgencias u hospitalizaciones entre el 1 de enero de 2021 y el 24 de enero de 2022.

De ese grupo, 2.200 (31 por ciento) estaban totalmente vacunados con dos dosis, 1.053 (14,8 por ciento) estaban totalmente vacunados y también habían recibido un refuerzo - la orientación recomendada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en ese momento; 645 (9,1 por ciento) estaban parcialmente vacunados con una sola dosis, y 3.196 (45 por ciento) no estaban vacunados. Esa proporción de no vacunados en este estudio es aproximadamente el doble de la proporción de adultos no vacunados en la población general de la ciudad de Nueva York.

Los investigadores compararon las tasas de supervivencia y el número de ingresos en el hospital y en las unidades de cuidados intensivos entre los grupos, analizando tanto la mortalidad por todas las causas como la asociada a la infección concurrente y documentada por el SARS-CoV-2. Descubrieron que los pacientes no vacunados y parcialmente vacunados tenían tres veces más probabilidades de morir por una enfermedad relacionada con el COVID-19 que los pacientes totalmente vacunados y reforzados. El estudio también muestra que los pacientes no vacunados y parcialmente vacunados tenían un 15% más de probabilidades de ser hospitalizados si se infectaban con el virus y casi el doble de probabilidades de ser ingresados en la UCI en comparación con los pacientes totalmente vacunados y reforzados.

"Los resultados subrayan aún más que los pacientes con insuficiencia cardíaca deben tomarse en serio las vacunas, ya que tienen peores resultados si se infectan con COVID-19, y subraya la importancia de recibir la dosis completa de vacunación contra COVID-19, especialmente porque nuestro trabajo anterior muestra que los que tienen insuficiencia cardíaca tienen 2,5 veces más probabilidades de morir a causa del virus", añade la doctora Lala.

"He utilizado estos resultados para ayudar a educar a los pacientes reticentes y, en muchos casos, esto ha sido eficaz para animarlos y conseguir que sigan con la vacunación completa --continúa--. La esperanza es que los cardiólogos utilicen estos resultados como herramienta para ayudar a sus pacientes y mejorar sus posibilidades de supervivencia".

Contador