Actualizado 01/06/2011 17:02 CET

El informe de la OMS no arroja ningún dato nuevo sobre los efectos de la radiación del móvil en el hombre

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La investigadora del Servicio de Bioelectromagnetismo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, la doctora María Ángeles Trillo Ruiz, ha afirmado que el informe publicado este martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta de que el uso del móvil podría incrementar el riesgo a desarrollar ciertos tipos de tumores cerebrales, no aporta ningún datos nuevo sobre los efectos de la radiación del móvil en el hombre, ya que, "no es un estudio, es una revisión de episodios epidemiológicos".

Esta experta, miembro de la Sociedad Española de Protección Radiológica (SEPR), ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que en el caso de los móviles, al igual que otros aparatos de baja frecuencia, emiten "radiaciones muy sutiles", que aún no han sido estudiadas clínicamente.

No obstante, cree que, debido a la complicación de estos estudios y los posibles diversos efectos de estas radiaciones, "sólo a largo plazo se podrán desarrollar" los estudios más adecuados para poder "componer el puzzle" que ayude a conocer hasta qué punto pueden afectar, de qué modo y en cuánto tiempo.

"En los estudios realizados hasta ahora se ha visto alguna relación, pero no se llegó a conclusiones muy precisas", en parte, explica, porque los datos fueron sesgados y los resultados variables. Además, recuerda, que "cuando se han estudiado los efectos que estas frecuencias tienen en el hombre se ha observado que hay un incremento del flujo sanguíneo del cerebro pero en el momento en el que se dejan de utilizar los efectos son reversibles".

En su opinión, no hay motivo para la alarma, aunque sí para cambiar los hábitos de la población en cuanto al uso del móvil. "Por supuesto -añade- hay que seguir avanzando en la investigación sobre los efectos nocivos de la exposición a las señales radiadas por los equipos empleados en telefonía móvil, así como otros aparatos tecnológicos de alta y baja frecuencia", añade.

En este sentido, recuerda que no es tan fácil el estudio de estas radiaciones ya que, dependiendo de cada aparato, las señales son diferentes y sus composiciones especificas, por tanto el estudio de estas debería realizarse "estudiando cada parámetro independientemente".

Por tanto, en su opinión, "hay que tener un poco de precaución". Utilizar el móvil los menos posible, utilizar los auriculares; mejor mandar un sms que hacer una llamada; no dejar que los niños lo usen; evitar las llamadas muy largas y cambiarse el teléfono de odio, son algunas de las recomendaciones de esta experta.