Publicado 19/05/2020 16:03CET

Un informe de la OMS alerta de los problemas mentales de los niños y adolescentes europeos

La discriminación sufrida por los adolescentes podría afectar a la salud de sus madres, según un estudio.
La discriminación sufrida por los adolescentes podría afectar a la salud de sus madres, según un estudio. - PIXABAY - Archivo

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de los problemas mentales que padecen los niños y adolescentes europeos, los cuales, los cuales se han incrementado desde los años 2014 y 2018.

En el trabajo se han analizado a 227.441 escolares de 11, 13 y 15 años de 45 países. Por lo tanto, a juicio del organismo de Naciones Unidas, proporciona una línea de base contra la cual los estudios futuros pueden medir el impacto de COVID-19 en la vida de los jóvenes.

"El hecho de que un número cada vez mayor de niños y niñas en toda la región europea reporten problemas de salud mental es una preocupación para todos. La forma en que respondemos a este problema creciente resonará durante generaciones", ha dicho el director regional de la OMS para Europa, Hans Henri P. Kluge.

El informe muestra una variación sustancial en el bienestar mental entre países, lo que indica que los factores culturales, políticos y económicos pueden desempeñar un papel en el fomento del buen bienestar mental. Y es que, en alrededor de un tercio de los países, el informe reveló un aumento en los adolescentes que se sienten presionados por el trabajo escolar y una disminución en los jóvenes que informan que les gusta la escuela, en comparación con 2014.

Asimismo, en la mayoría de los países, la experiencia escolar empeora con la edad, con la satisfacción escolar y la percepción de los adolescentes de el apoyo de maestros y compañeros de clase disminuye a medida que aumenta la presión del trabajo escolar.

El estudio examina también el uso creciente de la tecnología digital junto con el estado cambiante del bienestar mental entre los jóvenes de Europa, comprobando que más de uno de cada 10 adolescentes han sido acosados por Internet al menos una vez en los últimos dos meses.

Asimismo, el trabajo ha puesto de manifiesto que uno de cada cuatro adolescentes tienen relaciones sexuales sin protección, y que a los 15 años, 1 de cada 4 niños (24%) y 1 de cada 7 niñas (14%) informan haber tenido relaciones sexuales. Del mismo modo, uno de cada cinco jóvenes de 15 años (20%) se ha emborrachado dos veces o más en su vida, y casi 1 de cada 7 (15%) lo ha estado en los últimos 30 días.

Por otra parte, la mayoría de los adolescentes no cumplen con las recomendaciones nutricionales actuales ni con la actividad física, lo que socava su capacidad para un desarrollo saludable.