Publicado 09/03/2022 13:27

Un informe del ISCIII concluye que la difteria en España es infrecuente gracias a la vacunación

Archivo - Imagen al miscroscopio de Corynebacterium diphtheriae? con tinción, una de las bacterias causantes de la difteria.
Archivo - Imagen al miscroscopio de Corynebacterium diphtheriae? con tinción, una de las bacterias causantes de la difteria. - CDC ESTADOUNIDENSE - Archivo

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) acaba de publicar un documento sobre la situación de la difteria en España, enmarcado en el trabajo de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), donde muestra que se trata de una enfermedad infrecuente gracias a la vacunación.

A través de un equipo formado por investigadores del Centro Nacional de Epidemiología (CNE) y del Centro Nacional de Microbiología (CNM), ha analizado las características microbiológicas, clínicas y epidemiológicas de las cepas de 'C. diphtheriae', 'C. belfantii', 'C. rouxii' y 'C. ulcerans' entre 2014-2020'.

En total se han analizado 46 aislados de las especies de 'Corynebacterium' potencialmente toxigénicas: 26 se clasificaron como 'C. diphtheriae' (7 toxigénicas); 14 como 'C. belfantii', 5 como 'C. ulcerans' (3 toxigénicas) y uno como 'C. rouxii'; además, una cepa de 'C. diphtheriae' se clasificó como portadora del gen de la toxina pero sin capacidad para expresar toxigenicidad.

Con respecto a la edad de los pacientes en los que se aislaron cepas toxigénicas y no toxigénicas, varía entre 1 y 89 años y el 60,8% (28/46) eran hombres. En cuanto a la presentación clínica, para todas las cepas analizadas el síntoma más frecuente fueron las lesiones cutáneas, seguidas de problemas respiratorios, con osteomielitis -infección en los huesos y endocarditis -inflamación cardiaca- como síntomas menos comunes.

De los 10 casos de difteria toxigénica notificados, siete estaban producidos por 'C. diphtheriae' toxigénico (cuatro de ellas de localización cutánea y tres con síntomas respiratorios, entre ellos una difteria grave en un niño no vacunado que falleció). De los tres casos producidos por 'C. ulcerans', dos tenían localización cutánea y otro tenía clínica respiratoria leve.

El 78,6% de las cepas de 'Corynebacterium' aisladas mostraron resistencia a la penicilina, mientras que el 100% se mostraron sensibles al tratamiento con eritromicina. Gracias a los estudios de secuenciación genómica se ha podido determinar que no hay clones específicos circulantes.

Las autoras destacan la importancia de mantener altas las coberturas de vacunación para fortalecer la inmunidad de la población frente a la difteria, cumpliendo siempre con las dosis del Calendario común de vacunación para toda la vida recomendado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Para la vacunación contra la difteria se recomienda administrar tres dosis de vacuna en el primer año de vida, y dosis de recuerdo en la infancia, en la adolescencia, y en torno a los 65 años de edad. La vacunación de personas que viajan a zonas endémicas y de trabajadores sanitarios es especialmente importante.

El informe señala también la importancia de reforzar el conocimiento de los profesionales de la medicina asistencial, la epidemiología y la microbiología para identificar, notificar, aislar, confirmar en el laboratorio y realizar el estudio de contactos de los pacientes con sospecha clínica de difteria.