Publicado 15/06/2021 16:52CET

Un informe europeo advierte de que la enfermedad periodontal costaría en España 26.000 millones de euros en 10 años

Archivo - Dentista
Archivo - Dentista - STRAUMANN - Archivo

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

The Economist Intelligence Unit y la Federación Europea de Periodoncia (EFP) han elaborado un informe sobre el coste de las enfermedades de las encías, y advierte de que, si no se mejora la prevención y tratamiento de periodoncia en España, el gasto a lo largo de 10 años es de 26.000 millones de euros.

Este análisis exhaustivo sobre el coste financiero y humano de la enfermedad periodontal en seis países europeos occidentales ha sido elaborado por la EIU, por encargo de la Federación Europea de Periodontología (EFP, por sus siglas en inglés) como un estudio independiente y patrocinado por Oral-B.

La enfermedad periodontal grave, también denominada periodontitis, afecta aproximadamente a la mitad de la población mundial. La periodontitis no tratada puede provocar la pérdida de piezas dentales y causar dificultades para masticar, hablar o sonreír. Además, está asociada a otras 60 enfermedades, incluyendo cardiopatías o diabetes.

En la mayoría de los casos, la periodontitis podría evitarse mediante una correcta higiene bucodental y la realización de revisiones o chequeos periódicos. Sin embargo, el informe señala que, en los países de Europa occidental, los avances relacionados con la prevención y tratamiento de esta enfermedad parecen haberse estancado. La prevalencia de la periodontitis se ha mantenido prácticamente invariable durante los últimos diez años, y la concienciación entre el público general y los profesionales sanitarios de otros ámbitos es escasa.

El documento describe una situación en la que muchas personas solo acuden al dentista cuando ya tienen un problema y prescinden de las visitas periódicas por razones económicas. Los estudios de modelado de la carga económica que representa la periodontitis y la rentabilidad o retorno de la inversión en el tratamiento de esta enfermedad son escasos, en particular aquellos que abarcan varios países.

MODELO PARA EXAMINAR LA RENTABILIDAD

Así las cosas, los autores han desarrollado un modelo para examinar la rentabilidad de la inversión en la prevención y tratamiento de la periodontitis. Se ha aplicado el modelo de forma separada a los siguientes países: Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España y Reino Unido. Para medir el impacto de la prevención y tratamiento, el modelo utiliza las orientaciones de tratamiento de la EFP, que establecen cuatro escenarios de intervención progresivos, a saber, ausencia de enfermedad, gingivitis (enfermedad de las encías menos grave), periodontitis no diagnosticada, y periodontitis diagnosticada.

La estimación de la situación nacional actual determinó el número de individuos que empiezan en cada una de las etapas del modelo. Los autores han modelado la transición entre las diferentes etapas de ausencia y presencia de enfermedad durante un período de diez años, según cinco escenarios.

El primero, de situación inicial, donde se mantiene la situación actual de prevención y tratamiento; el segundo, en que cae el índice de tratamiento de la gingivitis del 95 al 10 por ciento; el tercero, donde se elimina la incidencia de gingivitis mediante la mejora de la higiene bucodental en el hogar (por lo que se evita la aparición de periodontitis); el cuarto, en que se interrumpe el tratamiento de la periodontitis; y el quinto, en que se diagnostica y trata el 90 por ciento de los casos de periodontitis.

El modelo calculó el impacto de cada escenario sobre los costes totales, el retorno de la inversión y los años sin enfermedad, comparado con la situación inicial. El coste de continuar con el escenario de la situación inicial durante un período de 10 años variaba entre 18.700 millones de euros en Países Bajos y 96.800 millones en Italia, pasando por los 26.000 millones en España. En cada país, al reducir el tratamiento de la gingivitis, disminuía el número de años sin enfermedad y el retorno de la inversión era negativo.

La eliminación de la gingivitis conducía a un aumento de los años sin enfermedad, reducía los costes y generaba un importante retorno de la inversión en todos los países. La interrupción del tratamiento de la periodontitis daba como resultado una reducción de los años sin enfermedad y un retorno de la inversión negativo para todos los países. El diagnóstico y gestión del 90 por ciento de los casos de periodontitis resultaba en un aumento del número de años sin enfermedad en todos los países y, a pesar del incremento de los costes, generaba un retorno de la inversión positivo.

Los autores observaron que tanto la eliminación de la gingivitis (precursora de la periodontitis) como el aumento del índice de diagnóstico y tratamiento de la periodontitis hasta un 90 por ciento generaban un retorno de la inversión positivo en todos los países, así como un aumento de los años sin enfermedad, en comparación con el enfoque tradicional.

La desatención de la gingivitis tenía el efecto contrario. En este sentido, señalan la necesidad de poner mayor énfasis en la higiene procurada por el propio paciente y la prevención, tanto a escala individual como del conjunto de la sociedad, en especial mediante acciones de higiene bucodental en las guarderías y talleres de cepillado dental en los colegios. El informe destaca que las tasas dentales y los costes de acceso al odontólogo constituyen una barrera para el tratamiento temprano de estas enfermedades en la población general.

Así, los autores concluyen que las relaciones coste-beneficio del tratamiento de la gingivitis y la periodontitis observadas en el análisis demuestran que los costes relacionados con la salud bucodental merecen una revisión por parte de los comisarios comunitarios y responsables de la elaboración de políticas a escala europea.

El profesor Iain Chapple, miembro del Workshop Committee de la EFP y coautor del informe, explica que determinar los costes económicos y sociales de una enfermedad tan compleja como la periodontitis es "un reto importante, y por este motivo debía ser un grupo de expertos independiente como la EUI el encargado de desarrollar el modelo". Los datos obtenidos, añade, "demuestran claramente que el mayor retorno de la inversión procede, con diferencia, de la prevención de la periodontitis, es decir, del tratamiento de la gingivitis, una afección que tradicionalmente ha sido ignorada por considerarse poco importante, dirigiéndose todos los esfuerzos hacia el tratamiento de la periodontitis, cuando, de hecho, ya es demasiado tarde".

La vicepresidenta de Global Oral Care Professional & Scientific Relations en Procter & Gamble y promotora del informe, la doctora Leslie Winston, declara que "las enfermedades bucodentales, incluida la periodontitis, representan una carga tanto a escala individual como del conjunto de la sociedad". Afortunadamente, explica, "pueden prevenirse manteniendo una higiene bucodental minuciosa". Para esta experta, uno de los factores clave es el control mecánico y químico de la placa dental, por ejemplo, utilizando un cepillo dental eléctrico junto con una pasta dentífrica fluorada antibacteriana y limpiadores interdentales. Otro factor fundamental son las visitas periódicas al odontólogo para asegurar que se aborda cualquier problema que pueda surgir cuando este todavía es reversible.

La profesora Nicola West, secretaria general de la EFP y colaboradora en el informe, afirma que "coincide plenamente con el análisis presentado por el EIU, en el que se destacan los beneficios de que los profesionales de la salud bucodental traten la enfermedad gingival de manera temprana para lograr un mayor número de años sin enfermedad y avanzar hacia el objetivo de la EFP de promover la salud das encías en pro de una mejor calidad de vida"