Actualizado 23/02/2010 14:52 CET

La industria biomédica pide que la Ley de Ciencia impulse a España como país innovador

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La industria biomédica, reunida hoy y mañana en Barcelona en el marco de la III Conferencia Anual de las Plataformas Tecnológicas de Investigación Biomédica, solicitó hoy que la nueva Ley de Ciencia establezca que España es un país "volcado" con la innovación.

En una rueda de prensa en la que representantes de las plataformas de medicamentos innovadores, nanomedicina y tecnología sanitaria solicitaron una mayor colaboración entre el sector público y privado, el portavoz de Farmaindustria, Javier Urzay, reclamó también un "mayor reconocimiento" de los esfuerzos hechos en innovación por parte de la empresa privada.

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, afirmó que presentará al Consejo de Ministros del 12 de marzo la futura Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuyo objetivo será modernizar el sistema de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), reorganizar las capacidades de los organismos públicos de investigación (OPI), así como reforzar las capacidades de la innovación.

El representante de la plataforma de medicamentos innovadores, Ferran Sanz, señaló por su parte que todo el sector se sentirá "feliz" si cualquier Ley de Ciencia reconoce la importancia de la "investigación de calidad" y fomenta la colaboración público-privada, al entender que la industria debe "jugar un rol" en todo el proceso.

Según cifras dadas a conocer en el marco del encuentro, en Europa las empresas privadas soportan el 55% de I+D, mientras que en España la implicación empresarial se reduce al 47%.

El coordinador de la plataforma española de nanomedicina, Josep Samitier, señaló que la nueva ley será "clave" en la recuperación económica del país, puesto que el sector puede aportar "empleo y seguridad", dos elementos que no están garantizados en un sector tan "volátil" como el de la construcción, dijo.

Samitier recordó que la investigación en nanomedicina en España ocupa el segundo lugar en el mundo, por detrás de Estados Unidos, y celebró que Barcelona sea la segunda ciudad en publicaciones por detrás de Boston.

La conferencia, que reúne a más de 300 investigadores, servirá para poner de manifiesto los programas futuros en los que España participa, como un proyecto para predecir la toxicidad de los medicamentos antes de los ensayos clínicos --lo que ahorraría sufrimiento a animales experimentales--, nuevos métodos de encapsulación de fármacos y la mejora de la imagen clínica, entre otros.

Del mismo modo, también estarán presentes en las jornadas el Instituto de Bioingeniería de Catalunya (Ibec) y la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin).

La consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, firmó esta mañana un convenio con Farmaindustria, por el que ésta se compromete a destinar siete millones de euros a la puesta en marcha de ocho proyectos de investigación clínica y traslacional en Catalunya