Actualizado 18/06/2010 15:21 CET

El impacto de la gripe A en 2009 en pacientes sometidos a un trasplante pulmonar fue bajo y cursó bien, según un estudio

SEVILLA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El impacto de la gripe A en pacientes que en 2009 se sometieron a un trasplante pulmonar en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid fue bajo, según revela un estudio elaborado por especialistas de este centro, en el que también se pone de manifiesto que la población trasplantada que sufrió el contagio del virus H1N1 tuvo una evolución clínica satisfactoria.

Este trabajo, al que ha tenido acceso Europa Press y que se presentó recientemente en el I Congreso Nacional de Trasplantes que acogió Sevilla, se basó en un estudio prospectivo realizado entre el 1 de septiembre de 2009 y el 29 de noviembre de ese año, tiempo en el que tres pacientes trasplantados, todos ellos varones, fueron diagnosticados de gripe A.

Dos de estos pacientes, de 38 y 22 años, tenían como enfermedad de base fibrosis quística, mientras que el tercero de los enfermos, de 61 años, fue diagnosticado de neumonía intersticial usual.

Los síntomas que presentaron fueron tos seca, mialgias, malestar general y fiebre, siendo la duración de los mismos de entre tres y cinco días previo al diagnóstico. Con todo, ningún paciente refirió disnea, dolor torácico o que se evidenciara cambios en la radiografía del tórax.

En cuanto a los tratamientos empleados, se realizaron con tamiflu a dosis de 75 miligramos cada 12 horas, presentando buena evolución en los tres pacientes.

Así, y tras valorar la incidencia, gravedad y evolución de la gripe A en los pacientes trasplantados de pulmón en este hospital, el centro determinó que el número de contagios fue "bajo", además de que cursó "con una buena evolución clínica".