Identifican la toxina responsable del crecimiento de la legionella

Publicado 23/07/2019 11:59:05CET
Esta es la estructura crio-EM del complejo SidJ / CaM. SidJ se muestra en cian, Calmodulin en rosa.
Esta es la estructura crio-EM del complejo SidJ / CaM. SidJ se muestra en cian, Calmodulin en rosa.EMBL

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de EMBL Grenoble (Francia) y la Universidad Goethe en Frankfurt (Alemania) han identificado la toxina SidJ, cuya función podría ser fundamental para evitar el crecimiento de la infección por legionella.

La neumonía resultante de la exposición a legionella, aunque no es común y afecta solo a 1 de cada 100.000 en Europa, tiene una tasa de mortalidad superior al 10 por ciento. Las toxinas de legionella apuntan a las vías inmunes innatas que facilitan la supervivencia de las bacterias y permiten su replicación. Debido a la gran cantidad de toxinas que existen es difícil conocer los efectos de eliminar una o varias de estas toxinas en el proceso de infección de legionella.

Ahora un grupo de investigadores ha estudiado en detalle a la toxina Sidj, una importante proteína tóxica de legionella que se inyecta en el citoplasma humano y permite la infección y replicación de las bacterias. Se trata de una de las toxinas más importantes de legionella y podría ser un objetivo atractivo para frenar la infección. Los resultados han sido publicados en la revista 'Nature'.

"SidJ no tiene una secuencia de similitud con ninguna de las proteínas con una función conocida. Tuvimos que recurrir a métodos bioquímicos estándar y espectrometría de masas para determinar su función", ha explicado Bhogaraju.

Para intervenir en la infección, la legionella provoca que la toxina Sidj interactúe con la proteína Calmodulin y evite que Sidj se active, neutralizando sus efectos inmunitarios. Las investigacines, además, revelaron que la toxina tiene un pliegue del dominio de la quinasa, un elemento que actúa como fármaco.

"Si bien nuestro trabajo no tiene una aplicación farmacéutica directa, nuestros resultados sobre las características estructurales y funcionales de una de las toxinas más importantes de la legionella conducirán a futuros estudios que apuntan a esta proteína para usos terapéuticos", ha indicado Sagar Bhogaraju, autor principal del estudio y doctor del Instituto de Bioquímica de la Universidad de Frankfurt.

Contador