Identifican posibles nuevos tratamientos combinados contra el cáncer de páncreas

Suecia.- Un estudio vincula la presencia de bacterias orales en el páncreas a un
FLICKR ED UTHMAN - Archivo
Publicado 21/03/2019 17:14:32CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro Oncológico Integral Jonsson de la Universidad de California en Los Angeles (Estados Unidos) han identificado una posible nueva estrategia terapéutica que utiliza dos tipos de inhibidores de medicamentos a la vez para tratar el cáncer de páncreas, uno de los más mortales.

Este enfoque de combinación, que los investigadores han probado en células de cáncer de páncreas y ratones en el laboratorio, usa un medicamento que inhibe el proceso conocido como lisosoma, que permite a las células cancerosas reciclar los nutrientes esenciales para sobrevivir, y otro medicamento que bloquea la vía utilizada para reparar el ADN.

El cáncer de páncreas es altamente resistente a los tratamientos. La falta de terapias efectivas también evidencia que existe una insuficiente comprensión de la complejidad biológica de la enfermedad y de los mecanismos para explicar por qué este tipo de cáncer a menudo se vuelve resistente a las terapias que funcionan en el tratamiento de otros tipos de tumores.

Debido a estas limitaciones, los investigadores han intentado entender mejor cómo funcionan las vías de las células cancerosas para ayudar a identificar nuevos objetivos potenciales para las terapias. Las células cancerosas del páncreas dependen de las vías dependientes del lisosoma, que son un componente esencial de la autofagia, donde las células cancerosas se descomponen y reciclan algunos de sus propios componentes como combustible. Comprender el mecanismo subyacente y el impacto de inhibir esta vía puede conducir a nuevas estrategias de tratamiento para la enfermedad.

En este nuevo estudio, publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences', los investigadores estudiaron dos conjuntos de datos para tratar de entender el mecanismo de las vías dependientes del lisosoma. El equipo primero tomó cloroquina, un medicamento de fácil acceso utilizado para tratar la malaria, y lo combinó con más de 500 inhibidores diferentes para detectar cualquier interacción inexplorada que pudiera producir un efecto 'sinérgico'. Esto ocurre cuando los efectos de dos medicamentos combinados producen una respuesta más potente que si se usaran solos.

Con esta información, el equipo encontró un inhibidor complementario llamado inhibidor de la respuesta al estrés de replicación. En el segundo grupo de datos, los investigadores midieron metabolitos en células tumorales pancreáticas que fueron tratadas con cloroquina sola. Demostraron así que el medicamento causa una reducción en el aspartato, un aminoácido importante para sintetizar los nucleótidos, los bloques de construcción para la replicación y reparación del ADN.

De esta forma, el estudio prueba que el uso de cloroquina en combinación con un inhibidor de la vía de respuesta al estrés de replicación podría ser un nuevo tratamiento para reducir el crecimiento tumoral en pacientes con cáncer de páncreas y ayudar a mejorar el pronóstico para las personas con la enfermedad.

Para leer más