Descubren un proceso de adaptación clave para la supervivencia de una bacteria de transmisión sexual

Actualizado 08/01/2020 17:25:28 CET
Identifican un ptógeno de transmisión sexual que permitirá desarrollar estrategias terapéuticas en el tracto urogenital
Identifican un ptógeno de transmisión sexual que permitirá desarrollar estrategias terapéuticas en el tracto urogenital - IBB-UAB

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio, liderado por un equipo de investigación de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), ha descubierto el proceso de adaptación de la bacteria de transmisión sexual 'Mycoplasma genitalium' (Mge) clave para su supervivencia y que permitirá desarrollar estrategias terapéuticas en el tracto urogenital.

La Mge es responsable de varias enfermedades genitourinarias y está consiguiendo una gran resistencia a los antibióticos que se usan, y el hallazgo ha conseguido descubrir la proteína que regula la captación de metales --éstos son necesarios para la vida de las bacterias-- y otras responsables de transportarlos al interior del microorganismo, ha informado la UAB este miércoles en un comunicado.

El primer autor del trabajo, Carlos Martínez, ha señalado que "mediante métodos de transcriptómica y proteómica se ha podido determinar los cambios en la expresión génica" en Mge en presencia y ausencia de metales, así como los que necesita para multiplicarse, gracias a un análisis de espectrometría de masas desarrollado en el Servicio de Química Analítica de la UAB.

Con esta información se puede "bloquear", tal y como ha señalado el investigador del Instituto de Biotecnología y Biomedicina (IBB-UAB) y coordinador del trabajo, Òscar Quijada, la captación de metales mediante inhibidores o inmunoterapia.

Los responsables del estudio están trabajando, juntamente con los Servicios de Microbiología del Hospital Parc Taulí de Sabadell y la Vall d'Hebron, con el objetivo de impulsar estos tratamientos.

Las bacterias, durante el proceso de infección, luchan por obtener metales --como hierro, zinc, níquel y cobalto, entre otros--, que se encuentran unidos a las proteínas del organismo humano y lo hacen mediante la producción de toxinas, que pueden causar las enfermedades.

La investigación se ha publicado en la revista 'Emerging Microbes and Infections' y también ha contado con la participación, además de miembros del IBB, de expertos del Instituto de Oncología del Hospital Universitario Vall d'Hebron y del Departamento de Biofísica de la UAB.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    El colágeno y su papel en nuestras articulaciones: ¿realmente son necesarios los suplementos?

  2. 2

    ¿Hasta que edad pueden los hombres tener hijos? ¿Existe una edad ideal?

  3. 3

    Descubren que la combinación de dos medicamentos revierte la artrosis en ratas

  4. 4

    China confirma transmisión de persona a persona del nuevo coronavirus y el contagio de personal médico

  5. 5

    Los riesgos cardiovasculares del uso de marihuana