Publicado 17/08/2021 14:33CET

Identifican los mecanismos de resistencia de un fármaco contra el cáncer de mama triple negativo

Archivo - Células del cáncer de mama triple negativo
Archivo - Células del cáncer de mama triple negativo - CENTRO ONCOLÓGICO DE LA UNIVERSIDAD DE VIRGINIA

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH) han identificado por primera vez el modo en que una forma muy agresiva de cáncer de mama puede eludir uno de los fármacos más potentes y eficaces utilizados para tratarlo, el sacituzumab govitecan.

Los hallazgos, publicados en la revista científica 'Cancer Discovery, podrían ayudar a mejorar la terapia y, en última instancia, a prolongar la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico.

El cáncer de mama triple negativo (CMTN) es difícil de tratar porque carece de los receptores o sitios de acoplamiento para las hormonas estrógeno y progesterona y el factor de crecimiento HER2, los tres que pueden ser objeto de terapias eficaces contra el cáncer. Los regímenes de quimioterapia estándar proporcionan un beneficio limitado contra este tipo de cáncer, y las pacientes con enfermedad metastásica tienen un pronóstico muy pobre y una supervivencia corta.

Sin embargo, las pacientes con CMNT metastásico tratadas en un gran ensayo clínico con el compuesto sacituzumab govitecan (SG; nombre comercial 'Trovdely') viven casi el doble de tiempo que las pacientes tratadas solo con quimioterapia.

El SG es un conjugado de anticuerpo y fármaco, que consiste en un anticuerpo dirigido a un receptor llamado Trop2 que se encuentra en la superficie de la mayoría de las células del cáncer de mama, más un compuesto anticancerígeno conocido como SN-38 (inhibidor de la topoisomerasa I). El SG está diseñado para buscar específicamente las células del cáncer de mama y administrar el SN-38 como su "carga útil" tóxica.

Sin embargo, algunas pacientes con cáncer de mama metastásico no se benefician del tratamiento con SG o responden inicialmente al tratamiento pero luego desarrollan una enfermedad resistente a los fármacos.

Ahora, estos investigadores han identificado por primera vez dos alteraciones distintas en el genoma de las células del CMNT que les permiten desarrollar resistencia al conjugado anticuerpo-fármaco en pacientes con cáncer de mama triple negativo.

Cuando estudiaron los perfiles genómicos de los tejidos muestreados tanto antes del tratamiento como después de la progresión de la enfermedad, descubrieron que en las múltiples lesiones metastásicas de una mujer que tuvo una respuesta inicial sólida a la SG, pero que más tarde tuvo una progresión de la enfermedad y murió a causa de ella, había diferentes mecanismos moleculares de resistencia en las distintas lesiones metastásicas.

Para leer más