Identifican cómo los agonistas del receptor GLP-1 median la sensación de saciedad

Archivo - Saciedad, sin ganas de comer, dolor estómago
Archivo - Saciedad, sin ganas de comer, dolor estómago - DOUCEFLEUR/ ISTOCK - Archivo
Publicado: lunes, 8 julio 2024 7:32

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Según un nuevo estudio, los agonistas del receptor GLP-1 promueven la sensación de saciedad antes de comer a través de las neuronas del hipotálamo dorsomedial. Los hallazgos, recogidos en 'Sicence' ofrecen nuevos conocimientos sobre las vías neuronales por las cuales los agonistas del receptor GLP-1 aumentan la sensación de saciedad para prevenir el consumo excesivo de alimentos, que es clave para mitigar la obesidad.

Se trata de un trabajo llevado a cabo por expertos de UT Southwestern Medical Center (Estados Unidos) e investigadores la Universidad de Seúl (Corea del Sur).

El péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) desempeña un papel importante en la señalización de la sensación de saciedad después de comer. La saciedad preingestiva es un fenómeno que ocurre antes de la ingesta real de alimentos, lo que permite a los animales regular su estado interno y prepararse para los cambios.

Recientemente, los agonistas del receptor de GLP-1 (GLP-1RA) han demostrado ser eficaces en el tratamiento de la obesidad al afectar la cognición de los alimentos, disminuir las respuestas hipotalámicas a las señales de los alimentos y alterar la percepción de la palatabilidad de los alimentos. Estos hallazgos sugieren que los GLP-1RA pueden desempeñar un papel en la saciedad preingestiva para controlar la ingesta de alimentos. Sin embargo, los mecanismos centrales que subyacen a estos efectos no se conocen bien y los objetivos de los GLP-1RA siguen siendo controvertidos.

En este contexto, los investigadores presentan los resultados de un ensayo clínico de fase específica en el que participaron personas obesas. En busca de conclusiones, realizaron encuestas de saciedad en las fases inicial, preingestiva e ingestiva, con o sin tratamiento con GLP-1RA. Los resultados mostraron que el tratamiento con GLP-1RA aumentó constantemente el índice de saciedad (sensación general de saciedad) en todas las fases, mientras que el grupo de control mostró una disminución desde el inicio hasta la fase preingestiva.

En la fase preingestiva, GLP-1RA aumentó significativamente el índice de saciedad en comparación con el valor inicial, mejorando los índices potenciales de ingesta de alimentos, recompensa alimentaria y motivación de saciedad. Mediante el análisis de muestras de cerebro humano y de ratón, los investigadores identificaron circuitos neuronales en el hipotálamo dorsomedial que interactúan con estos agonistas para inducir la disminución del deseo de comer. La manipulación optogenética de estas neuronas provocó saciedad y las imágenes de calcio demostraron su participación activa en la codificación de la saciedad preingestiva.

Contador