Publicado 24/10/2019 14:29CET

'Humanizan' gusanos para estudiar un fármaco contra el cáncer en el Idibell

Gusano C. Elegans
Gusano C. Elegans - IDIBELL

   Los modifican genéticamente para detectar puntos débiles de tumores

   BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Institut d'Investigacions Biomdiques de Bellvitge (Idibell) de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) han humanizado gusanos a través de una modificación genética para hacerlos sensibles a un fármaco contra el cáncer e identificar los puntos débiles de células tumorales.

   El estudio, publicado en 'PLoS Genetics', ha imitado en un gusano nematodo las mutaciones del gen humano SF3B1 que se encuentran en tumores --sobre todo leucemias, pero también en tumores de mama y próstata--, con lo que han podido identificar dianas terapéuticas al detectar puntos débiles de las células cancerosas con estas mutaciones.

   Se trata de gusanos nematodo de la especie 'Caenorhabditis elegans', que se usan en la investigación biomédica porque tienen cerca de 20.000 genes, como los humanos, y la mayoría de los genes humanos que están relacionados con enfermedades tienen un gen muy parecido, un ortólogo, en este gusano.

   El gen humano SF3B1, que se encuentra mutado en distintos tipos de cáncer, es muy similar al gen sftb-1 de este gusano, hasta el punto que tiene idéntico el 89% de los aminoácidos de una proteína en sus regiones más afectadas por mutaciones de cáncer.

   Los investigadores han aprovechado la similitud ente estos aminoácidos y su experiencia en la técnica de edición génica de CRISPR para imitar en el gusano las mutaciones, en un trabajo dirigido por Julián Cerón, que forma parte de la tesis doctoral de Xnia Serrat, y ha contado con colaboración de investigadores del Instituto Pasteur de Paris (Francia).

   Así, los científicos han apuntado a otros tres factores de 'splicing' --corte y empalme del ARN--, que funcionan junto a este gen en el procesamiento del ARN mensajero, como dianas para moléculas terapéuticas que maten a las células cancerígenas con la mutación en SF3B1 pero no a las células normales.

FÁRMACO EN ENSAYO CLÍNICO

   Además de reproducir las mutaciones de pacientes de cáncer en el genoma de gusanos, el grupo del Idibell también ha humanizado la

   región de la proteína SF3B1 que se une a Pladienolide B, una molécula de la que deriva un fármaco que está en fase de ensayo clínico para el tratamiento del cáncer.

   Este avance permitirá probar muchas más moléculas derivadas del Pladienolide B, para seleccionar la más eficiente como agente anti-tumoral, y gracias a la tecnología de CRISPR, el reemplazo funcional de proteínas de gusano por sus homólogas humanas permitirá usar estos nematodos humanizados para investigar mecanismos de enfermedad.

   También permitirá pronosticar la implicación ciertas mutaciones en el desarrollo de enfermedades, y servirá para buscar nuevas fármacos de forma rápida, eficiente, y éticamente responsable.

Para leer más