Publicado 28/04/2021 18:26CET

La hemina no inhibe la infección por COVID-19

Archivo - Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (azul) muy infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (amarillo), aislada de una muestra de un paciente
Archivo - Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (azul) muy infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (amarillo), aislada de una muestra de un paciente - NIAID - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del CIBEREHD pertenecientes al Programa de Hepatología y Terapia Génica y Regulación de la Expresión Génica del CIMA-Universidad de Navarra han desarrollado un ensayo 'in vitro' para estimar la potencia antiviral del tratamiento con hemina, un derivado farmacológico del hemo que estimula a la enzima hemo oxigenasa 1, contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, en dos líneas celulares epiteliales. El estudio ha concluido que la hemina no inhibe la infección.

El síndrome respiratorio agudo severo que provoca la infección por el SARS-CoV-2 se ha propagado rápidamente causando una pandemia global. Ante la necesidad de contener la propagación de la infección por SARS-CoV-2, se han desarrollado vacunas y agentes antivirales con diferentes mecanismos de acción.

En este sentido, el grupo de investigación partió de la hipótesis para su estudio de utilizar la hemina, un fármaco comúnmente empleado para el tratamiento de los ataques agudos de porfiria y que induce una fuerte activación del gen de la hemo oxigenasa-1 en el hígado. Esta enzima cataliza la degradación de la hemina para producir monóxido de carbono y bilirrubina que presentan propiedades inmunomoduladoras, antiinflamatorias, antiapoptóticas y antivirales.

"La inducción de hemo oxigenasa-1 ha resultado efectiva en el control de infecciones virales, como las producidas por el virus sincitial respiratorio humano, el virus del Ébola y el VIH al inhibir la replicación del virus. Sin embargo, nuestros datos indican que el SARS-CoV-2 no se comporta como otros virus. Aunque se observó una muy significativa inducción de la hemo oxigenasa-1, descartamos cualquier efecto en la inhibición o retraso en la progresión de la infección del coronavirus-2 en ninguna de las dos líneas", explica Antonio Fontanellas coordinador del estudio e investigador del CIBEREHD perteneciente al grupo coordinado por Bruno Sangro.