¿Por qué hay cada vez más alergia? Cómo influyen el cambio climático y la contaminación sobre los pólenes

¿Por Qué Hay Cada Vez Más Alergia? Cómo Influyen El Cambio Climático Y La Contam
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / RAZYPH
Publicado 02/03/2019 7:59:39CET

   MADRID, 2 Mar. (EDIZIONES) -

   Cada vez es más frecuente que se presente una alergia o una mínima reacción alérgica frente al polen. ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué cada vez hay más alergia? Nuestro ritmo de vida, así como el cambio climático y la contaminación tienen la llave a todas nuestras dudas, entre otros factores.

   En una entrevista con Infosalus, el miembro de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el doctor Ángel Moral, subraya que son muchas las posibles causas de este aumento, pero entre ellas está la mejora en las condiciones de vida del mundo occidental, con un mayor uso de medicamentos y de vacunas, que traen como consecuencia que nuestro sistema inmunológico esté desocupado y se dedique a atacar a sustancias nocivas, como los pólenes.

   "Sin embargo, en los países subdesarrollados, donde su sistema inmunológico tiene que defenderlos de infecciones y de parasitosis, no existen apenas enfermedades alérgicas. Se ha demostrado que otras causas que pueden explicar el aumento de las alergias a los pólenes son el cambio climático y la contaminación", añade el también presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC.

   Según los datos de la Sociedad Española de Alergología, en los últimos 10 años los pacientes alérgicos en España se han duplicado. "Uno de los principales factores para ello es que en los grandes núcleos urbanos, y en las zonas cercanas a las autopistas, hay un mayor nivel de contaminación", advierte el experto.

   De hecho, sostiene que los contaminantes químicos actúan sobre las plantas y como no pueden desplazarse, tienen que defenderse y lo hacen modificando su metabolismo y produciendo nuevas proteínas, denominadas de 'stress', que les permiten subsistir, pero que a su vez hacen más agresivos a los pólenes.

    "Esto explicaría por qué en las zonas rurales hay un menor número de alérgicos, a pesar de que haya una mayor cantidad de plantas que en las ciudades y en las zonas cercanas a las autopistas", apostilla el especialista. Además, indica que el aumento tanto de los gases con efecto invernadero, como de las temperaturas, favorece el desarrollo de las plantas por estimular la fotosíntesis, ocasionando un aumento de la producción de pólenes.

   Por otra parte, el doctor Moral destaca que el cambio climático está alterando todos los ciclos de polinización, adelantando el inicio de la polinización y retrasando su finalización; lo que conlleva que estos periodos sean más largos, y las personas alérgicas se vean expuestas durante mayor tiempo a ellos.

   "El aumento de las enfermedades alérgicas por pólenes se ha correlacionado con el aumento de la utilización de vehículos diesel. Sin embargo, desde 2017 se ha invertido la tendencia y se han matriculado más turismos con gasolina que con diesel, circunstancia que no ocurría desde 2009", aclara el presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC.

CÓMO CONTROLAR LOS SÍNTOMAS DE ALERGIA

   Con todo ello, el experto en Alergología aconseja emplear la medicación de rescate ante un proceso de alergia, como pueden ser los antihistamínicos e inhaladores, además de los dispositivos, como las mascarillas que pueden mejorar los síntomas.

   "Hay que tener en cuenta que las enfermedades alérgicas precisan de un manejo integral, no sólo desde el punto de vista terapéutico, sino también orientando al paciente, sobre cómo convivir mejor con su enfermedad. La inmunoterapia es el único tratamiento que puede modificar la evolución natural de la patología alérgica", sentencia el miembro de SEAIC.