Publicado 25/02/2020 12:58CET

Hallan en el gusano 'C. elegans' un nuevo modelo de la enfermedad rara X-ALD

Gusano 'C. Elegans'
Gusano 'C. Elegans' - ISCIII

   MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El grupo de investigación U759, liderado por Aurora Pujol en el IDIBELL, y con colaboración internacional, ha identificado en el gusano 'C. elegans' un nuevo modelo de adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X (X-ALD), una enfermedad minoritaria del sistema nervioso para la que no existe ningún tratamiento.

   Este hallazgo, publicado en 'Free Radical Biology and Medicine', permitirá "agilizar y abaratar" la investigación de los mecanismos implicados en las alteraciones neuronales propias de la enfermedad y de posibles dianas farmacológicas. De hecho, los primeros resultados de los estudios con este organismo apuntan a las células gliales como primeras responsables de los daños neurológicos que causan la enfermedad.

   Se trata de una patología genética minoritaria que se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos de cadena muy larga en la sangre y en el tejido nervioso, produciendo daños en la mielina y en los axones. Las personas que la padecen (1 de cada 14.700 recién nacidos) pueden tener, entre otros, problemas cerebrales y de movilidad, además de insuficiencia suprarrenal.

   La causa es una deficiencia en el gen ABCD1 que codifica la proteína de la adrenoleucodistrofia (ALDP), encargada de transportar los ácidos grasos de cadena muy larga hacia el interior de los peroxisomas. Estos orgánulos tienen un papel clave en la degradación de las grasas saturadas.

   En este sentido, el equipo ha analizado en el modelo de 'C. elegans' las consecuencias de este déficit a nivel celular y ha comprobado que, tal y como ocurre en el ser humano y en los modelos existentes de ratón, presenta una acumulación de ácidos grasos de cadena muy larga, cambios en el metabolismo lipídico, desequilibrios oxidativos en las mitocondrias y degeneración axonal.

   Además, el modelo aporta nueva información sobre la función de ABCD1 en las células gliales, indicando que son estas células las primeras responsables de la degeneración axonal que causan la enfermedad. "Este nuevo modelo animal nos ha servido para confirmar que el estrés oxidativo originado en las mitocondrias (los orgánulos productores de energía de las células) es el principal causante del daño neuronal en la adrenoleucodistrofia, y este mecanismo de daño está conservado desde el gusano al paciente. Los datos apuntan hacia nuevas vías terapéuticas, como los antioxidantes mitocondriales, para tratar una enfermedad del peroxisoma", ha explicado Pujol.

Para leer más