Publicado 26/05/2020 8:14:33 +02:00CET

Hallan 29 variantes genéticas relacionadas con los problemas con el alcohol

El consumo de vino cayó un 2,4% en 2018, mientras que su valor se incrementó en cuatro puntos porcentuales
El consumo de vino cayó un 2,4% en 2018, mientras que su valor se incrementó en cuatro puntos porcentuales - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KIEFERPIX - Archivo

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El análisis de todo el genoma de más de 435.000 personas ha identificado 29 variantes genéticas relacionadas con el consumo problemático de alcohol, según informan investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale en la revista 'Nature Neuroscience'.

"Los nuevos datos triplican el número de loci de riesgo genético conocidos asociados con el consumo problemático de alcohol", explica Joel Gelernter de Yale, profesor del Fondo de Fundaciones de Psiquiatría y profesor de genética y neurociencia y autor principal del estudio multiinstitucional.

El estudio incluye análisis de todo el genoma de personas de ascendencia europea contenidas en cuatro biobancos o conjuntos de datos separados.

Los investigadores buscaron variantes genéticas compartidas entre aquellos que cumplían los criterios para el consumo problemático de alcohol, incluido el trastorno por consumo de alcohol y el consumo de alcohol con consecuencias médicas. Estos trastornos son los principales contribuyentes a una amplia variedad de problemas médicos en todo el mundo.

El análisis encontró 19 factores de riesgo genéticos independientes previamente desconocidos para el consumo problemático de alcohol, y confirmó 10 factores de riesgo previamente identificados.

El metanálisis de los datos del biobanco también incluyó información sobre factores de riesgo genético para varios trastornos psiquiátricos. Esta información permitió a los investigadores estudiar asociaciones genéticas compartidas entre el consumo problemático de alcohol y trastornos como la depresión y la ansiedad.

También descubrieron que la heredabilidad genética de estas variantes estaba enriquecida en el cerebro y en regiones reguladoras del genoma conservadas evolutivamente, lo que demuestra su importancia en la función biológica. Utilizando una técnica llamada aleatorización mendeliana, pudieron investigar cómo un rasgo genéticamente influenciado afecta a otro rasgo genéticamente vinculado.

"Esto nos da formas de comprender las relaciones causales entre los rasgos problemáticos del consumo de alcohol, como los estados psiquiátricos, el comportamiento de riesgo y el rendimiento cognitivo", explica Hang Zhou, científico investigador asociado de psiquiatría y autor principal del estudio de Yale.

"Con estos resultados también estamos en una mejor posición para evaluar el riesgo a nivel individual para el consumo problemático de alcohol", señala Gelernter.