Los casos de cólera en Puerto Príncipe se han multiplicado por siete en menos de dos semanas

Actualizado 12/11/2010 13:23:14 CET
MÉDICOS SIN FRONTERAS

Los médicos desplegados en la zona afirman que "no dan más de sí" y que "el pánico se ha extendido por toda la ciudad"

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La epidemia de cólera que asola Haití en las últimas semanas se ha expandido a su capital, Puerto Príncipe, donde el número de casos se ha multiplicado por siete en menos de dos semanas, según afirma el coordinador general de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Haití, Stefano Zannini.

Las últimas cifras facilitadas por el Ministerio de Salud haitiano hablan de un total de 800 fallecidos y más de 11.000 hospitalizados, datos que confirman que la "situación es muy preocupante en estos momentos", comenta Zannini, quien apunta que la epidemia podría estar llegando a un "punto crítico".

"No se recuerda un cólera en décadas y, por lo tanto, hay poco conocimiento de la enfermedad. Eso significa --explica-- que hay información falsa y rumores que han provocado el pánico entre la población. Hay personas que se alejan de los centros de tratamiento del cólera (CTC) o están asustados de tenerlos en sus barrios porque piensan que contribuirán a extender la enfermedad".

"Ayer llegaron 216 casos de cólera al hospital de la barriada de Cite Soleil, en el norte de la capital, mientras que el número total contabilizado hace cinco días era de 30", relata. "Estamos muy preocupados por el espacio --asegura el responsable de MSF--, ya que si el número de casos continúa creciendo a este ritmo, tendremos que tomar medidas drásticas (...) como usar espacios públicos e incluso las calles".

"Por el momento --continúa-- no tenemos muchas opciones. Está llegando más personal medico pero la falta de personal es un problema crónico en Haití y estamos casi desbordados. Nuestros equipos trabajan 24 horas al día y empiezan a estar cansados, ya no dan más de si y están muy estresados por la carga de trabajo".

Además, añade Zannini, "trabajar con el olor, el ruido y la presión de tener tantos pacientes no es fácil (...), la gente llega llorando o gritando. El pánico se ha extendido por toda la ciudad porque el cólera es un completo desconocido para estas personas".

LA CAPACIDAD DE LOS HOSPITALES SE HA DESBORDADO

Hasta ahora, esta organización cuenta en Puerto Príncipe con 400 camas aisladas para estabilización y rehabilitación de pacientes y esperan tener hasta 1.000 para este fin de semana en la capital haitiana, donde el número de casos "ya se ha desbordado en los centros de MSF y los centros sanitarios públicos", aseguran.

El dispositivo desplegado por MSF incluye a 3.000 trabajadores que ya estaban en Haití, a los que se han sumado unos 100 trabajadores internacionales y 400 haitianos que trabajan en la intervención de cólera. MSF apoya asimismo dos hospitales del Ministerio de Salud en la región de Artibonite, donde se detectó el primer brote.