Hacer ejercicio físico reduce el apetito un 60 por ciento si se combina con una dieta saludable

El ejercicio durante la lactancia no entraña ningún peligro
ISTOCK
Actualizado 30/01/2017 13:11:23 CET

   MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La directora de la Clínica Feel Good, la doctora Amaro, ha explicado que hacer deporte reduce el apetito en un 60 por ciento si se combina con una dieta saludable ya que "existen determinados ejercicios, en especial los relacionados con la actividad aeróbica, que actúan influyendo directamente en la hormona péptido YY, que es la responsable de la supresión del apetito".

   Además, este fenómeno se debe también a "la hormona que se encarga de formar radicales libres e incrementar la actividad de desacoplamiento de las proteínas en la célula del hipotálamo. Es la grelina, y en este proceso se desencadena la sensación de hambre. Aquí el ejercicio entra en escena, ya que después del mismo se reduce la grelina y aumenta el péptido YY encargado de la sensación de saciedad", como ha destacado la doctora Amaro.

   Por ello, la ansiedad que se produce en determinados momentos a la hora de comer es evitable en dos direcciones, según informan desde la Clínica: realizando cinco comidas al día, que son las estipuladas en la mayoría de dietas, y combinar estas con ejercicio físico.

'WORKOUTS' O EJERCICIOS DIARIOS PARA LA ELIMINACIÓN DE GRASAS

   No solo los ejercicios aeróbicos son los que ayudan a reducir el apetito en las dietas, pues existen otro tipo de ejercicios, o 'workouts', que se realizan a diario y ayudan a eliminar la grasa en zonas muy localizadas como el abdomen o los glúteos, según especialistas de la Clínica Feel Good.

   Estos recomiendan algunos de los ejercicios de 'workout', entre los que se encuentran las sentadillas, que es uno de los ejercicios más completos y sirve para tonificar glúteos, muslos y caderas además de trabajar articulaciones, huesos y ligamentos; o los abdominales superiores e inferiores. Estos últimos son para la fase de definición abdominal y las que más cuestan, mientras que las primeras son más sencillas de trabajar y ayudan a mantener el vientre plano.

   Subir y bajar escaleras es otro de los ejercicios que recomiendan, además de ser muy práctico, pues se puede realizar casi en cualquier sitio y ayuda a quemar 120 calorías.

   Por último, destacan dos ejercicios que se pueden realizar en casa: los 'Jumping Jacks', una de las formas fáciles de realizar cardio y así ejercitar muchos de los músculos del cuerpo; y el 'Burpee', un ejercicio muy completo con el que se trabaja la fuerza, la resistencia y la coordinación con el que ejercitaremos la mayoría de músculos de nuestro cuerpo.