Publicado 28/04/2022 10:43

Los grupos minoritarios no tienen peores resultados en hospitalización por COVID-19 en España

Archivo - 14 January 2022, US, Coon Rapids: A nurse brings a COVID-19 patient into the ICU from another floor of the hospital at Mercy Hospital in Coon Rapids.
Archivo - 14 January 2022, US, Coon Rapids: A nurse brings a COVID-19 patient into the ICU from another floor of the hospital at Mercy Hospital in Coon Rapids. - -/Minneapolis Star Tribune/TNS v / DPA - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Médicos internistas de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han publicado los resultados de una nueva investigación del Registro SEMI-COVID-19 que analiza el pronóstico, mortalidad y resultados clínicos en COVID-19 en los pacientes hospitalizados en España teniendo en cuenta su pertenencia a grupos poblacionales minoritarios (la muestra se dividió en pacientes latinoamericanos, africanos subsaharianos, asiáticos, norteafricanos y europeos).

Con datos de 23.254 pacientes analizados (22.953 incluidos finalmente), que se recopilaron entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de diciembre de 2021, esta nueva investigación, cuyos resultados publica la revista científica 'Journal of Clinical Medicine', concluye que "tras ajustar los resultados por edad y comorbilidades, se encontró que "los pacientes que pertenecían a grupos minoritarios no tenían peores resultados que los pacientes europeos".

El trabajo ha concluido que el grupo con mayor presencia en la muestra que incluye la población nativa española, y que "el sistema universal de salud pública de España fue fundamental para minimizar posibles determinantes sociales de la salud, paliando las desigualdades socioeconómicas y la falta de acceso a la atención médica que se han relacionado con las disparidades en las tasas de COVID-19 descritas en grupos poblacionales minoritarios en otros países".

En la muestra analizada de pacientes, la mediana de edad se situó en 69,5 años (siendo el 42,9% mujeres). El 8,0 por ciento (1.839) eran latinoamericanos, el 1,2 por ciento norteafricanos (281), el 0,5 por ciento eran asiáticos (110), el 0,5 por ciento eran africanos subsaharianos (124) y el 89,7 por ciento eran europeos (20.599).

Los pacientes de grupos poblacionales minoritarios en la muestra eran significativamente más jóvenes (49,1 años en el caso de los latinoamericanos) que los pacientes europeos (71,5 años en el de los europeos) y tenían menos comorbilidades.

Además, había significativamente más mujeres en el grupo latinoamericano (46,1%) y significativamente menos mujeres en el subsahariano africano (38,7%), asiático (33,6%) y norteafricano (33,6%) que en el grupo europeo (42,3%).

La mayoría de los pacientes ingresaron en la primera ola (73,5%) y hubo significativamente menos pacientes de la primera ola del norte de África (58,0%) y subsahariana (58,9%) que de Asia (69,1 %), Europa (73,8%) y Latinoamérica (74,8%).

La mediana de estancia hospitalaria para el total de la población fue de 9 días, con diferencias significativas entre los grupos analizados. La duración de la estancia hospitalaria entre pacientes latinoamericanos fue significativamente más corta que entre Europeos (8 días frente a 9).

Los investigadores concluyen que, en España, que tiene un sistema sanitario público universal, "no se observaron diferencias en la mortalidad entre los grupos minoritarios".

No obstante, los investigadores precisan que "se necesitan estudios longitudinales bien diseñados para analizar las disparidades potenciales en resultados clínicos de COVID-19 entre poblaciones minoritarias para identificar posibles factores que contribuyen a ellas".