Gripe.- La tasa de incidencia en CyL se sitúa en 10,77 por cada 100.000 habitantes

Actualizado 31/07/2009 20:31:34 CET

VALLADOLID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La tasa de incidencia de Gripe A/H1N1 durante la última semana se situó en el 10,77 casos por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con las declaraciones recogidas por la Red centinela sanitaria castellana y leonesa durante la semana epidemiológica número 29/2009 (del 19 al 25 de julio)

La información sobre la situación epidemiológica por actividad gripal en el conjunto nacional y, por tanto, también en Castilla y León, se facilita de forma semanal cada viernes, recurriendo para ello a esa tasa referida al número de casos por cada 100.000 habitantes y sustituyéndose así el computo individualizado de casos por la vigilancia colectiva de la actividad gripal, lo que ofrece una visión más científica de la tendencia de la enfermedad.

El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en su reunión de pasado día 22 de julio y siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en lo referido a la actual fase 6 de pandemia -en la que ya no es importante conocer el número de casos confirmados ni significativo el seguimiento e identificación de posibles contactos, pero sí la caracterización de algunos de ellos para poder seguir estudiando las características del virus circulante y su evolución-, acordó este cambio, según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

La Red centinela sanitaria de Castilla y León forma un sistema de vigilancia compuesto por médicos de Familia, pediatras y personal de Enfermería, de manera que, mediante las oportunas pruebas de laboratorio, confirman los casos de la enfermedad en una muestra estadísticamente representativa de la población.

Mediante este sistema es posible disponer de información sobre las tendencias de la infección en lo referido a intensidad y distribución geográfica en el conjunto español, además de proporcionar una muestra representativa de los casos que aparecen en la población general; asimismo, el análisis en los laboratorios de las muestras tomadas a los pacientes permite monitorizar las características del virus presente y su posible evolución.