Gripe.- Los siete pacientes ingresados en Canarias por gripe A permanecen hospitalizados "sin ninguna novedad"

Actualizado 26/08/2009 20:26:13 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los siete pacientes ingresados en Canarias por padecer el virus de la gripe A/H1N1, continúan hospitalizados "sin ninguna novedad", según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

De estos siete afectados ingresados, dos se encuentran en el Hospital de La Candelaria (Tenerife), uno en el Hospital Universitario de Canarias (Tenerife), uno en el Hospital Insular de La Palma, dos pacientes en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria y uno en el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria.

El Ejecutivo autonómico ha querido, además, dar un mensaje de tranquilidad y recordó que, hasta el momento y según la Organización Mundial de la Salud, la gripe A sigue tratándose de un virus que produce una sintomatología leve, fácilmente superable, sólo necesitando mayores atenciones en algunos enfermos crónicos.

Por su parte, el archipiélago ha sido escenario de un total de 3 fallecimientos a causa de la gripe A. El primer fallecido en las islas por el virus A/H1N1 fue el pasado 9 de julio. Se trataba de un hombre de 41 años que se encontraba ingresado en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín afectado por el virus de la gripe A y con una patología crónica de base.

El paciente, que ingresó en el Hospital el pasado 5 de julio a las 00.23 horas, no presentaba vínculo epidemiológico y tenía una enfermedad crónica de base que no ha sido revelada por expreso deseo de la familia.

Además, un varón de 30 años de edad falleció el pasado miércoles, 13 de agosto, en la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria. Lo hizo tras sufrir una insuficiencia respiratoria que derivó que una neumonía bilateral y un fallo multiorgánico.

Finalmente, un menor de 11 años falleció el 17 de agosto sobre las 19.45 horas en el Hospital Materno Infantil de Gran Canaria como consecuencia de las complicaciones que le causó el virus de la gripe A, un paciente que padecía una patología crónica de base, convirtiéndose en la primera víctima menor de edad de España.