Gripe.- País Vasco ofertará en la próxima campaña de gripe una nueva vacuna trivalente contra la gripe A

Actualizado 29/03/2010 21:01:44 CET

Bengoa aclara que no está decidido el uso del suelo que se libere en el hospital Santiago de Vitoria

VITORIA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Consumo del País Vasco, Rafael Bengoa, avanzó hoy en la próxima campaña de gripe "probablemente" se ofrecerá una vacuna trivalente contra la gripe A e indicó que aún no se ha adoptado una decisión sobre qué hacer con el excedente de vacunas adquiridas que caducarán el próximo otoño.

Bengoa compareció hoy, a petición del PNV, ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento vasco para informar sobre lo que ha supuesto la gripe A en el País Vasco respecto a su incidencia; planes, actuación y gestión del Gobierno vasco; y campaña de vacunación y gastos. Además, compareció, a petición propia, para informar sobre la reforma sanitaria en Alava.

El titular de Sanidad defendió que "ha habido una pandemia", por lo que "decir que ha sido una cosa leve no nos parece la actitud correcta". "Seguimos con antenas puestas porque nadie sabe si va a haber una segunda oleada o si pasaremos a tener un virus que se comporte de forma estacional", indicó.

En ese sentido, afirmó que "sugerir que ha sido una pandemia falsa es un insulto a los 300 muertos que se dieron en el Estado" de los que siete correspondían al País Vasco. Asimismo, detalló que se vacunaron más de 100.000 vascos que "han hecho bien" porque "se han protegido y han protegido".

Por ello, reconoció que ha habido "bajos niveles" de vacunación comparados con la gripe estacional que achacó a que hubo una "campaña poco constructiva" por parte de clínicos de fuera del País Vasco. En concreto, detalló que en la campaña de gripe estacional se suministraron 395.381 dosis con una cobertura del 69,8 por ciento, mientras que la campaña de vacunas de la gripe A, iniciada el pasado 16 de noviembre y que aún continúa abierta, se suministraron 107.646 con una cobertura del 23,2 por ciento.

La mayor tasa de vacunación para la gripe A corresponde a la población con patologías asociadas con un 28,1 por ciento, mientras que en las mujeres embarazadas es del 11,9 por ciento y en el personal sanitario del 9 por ciento. En esta campaña, Sanidad detectó 1.229 sospechas de reacciones adversas, las más frecuentes reacciones locales en la zona de inyección y en algunos casos fiebre y malestar general. "Los afectos adversos registrados están dentro de lo esperado y similar a la gripe vacunación estacional", indicó.

Según informó, el gasto sanitario por esta pandemia ascendió a 4,5 millones de euros, de los que la mayoría, 3.249.570 euros, corresponde a la adquisición de la vacuna, seguida de la compra de mascarillas y guantes a lo que se destinó 500.000 euros.

MISMA DECISIÓN

En este sentido, el consejero explicó que, a pesar de que la decisión de compra se tomó por el anterior consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, él habría tomado la misma decisión "porque estamos hablando de estar preparados". "Creo que si se pierden recursos por habernos preparado está totalmente justificado, aunque ahora no sepamos qué hacer con todas esas mascarillas", subrayó.

En País Vasco se utilizaron un tercio aproximadamente de las 370.000 vacunas adquiridas, el consejero de Sanidad indicó que aún no se ha adoptado una decisión al respecto aunque confirmó que caducarán el próximo otoño.

Al respecto, avanzó que cuando vuelva la estación de la gripe de 2010 volverá este virus "con algún otro acompañante", por lo que "probablemente", el Departamento de Sanidad ofrecerá una vacuna trivalente en la próxima campaña de vacunación para recordar la necesidad de vacunarse.

REFORMA SANITARIA EN ÁLAVA

Por otro lado, Bengoa compareció para dar a conocer a los grupos la reforma sanitaria en Álava y aclaró que todavía no está decidido el uso que se dará al suelo liberado en el Hospital Santiago cuando el centro pase a ser para crónicos y se reduzcan sus instalaciones a sólo un pabellón.

El alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, aseguró en rueda de prensa, que la zona liberada en el hospital se emplearía en un futuro para construir viviendas y un pequeño centro cívico. Sin embargo, el consejero aclaró que estas "no son decisiones, sino ideas de unos y otros" y que las decisiones se tomarán en los órganos de gobierno correspondientes. "No concebimos la reorganización de forma política sino que abordamos desde las propuestas técnicas para colocar la medicina en Vitoria en el siglo XXI", defendió.

Además, explicó que la planificación sanitaria "no se hace sobre base de número de edificios, sino que se toman las decisiones "en base a criterios que marca el rumbo de la medicina y sus necesidades". "Dejar las cosas como están no lleva a Vitoria a una situación competitiva", advirtió.

Por último, hizo referencia a las críticas de los sindicatos para anunciar que en las próximas semanas se reunirán con los representantes de los trabajadores. En este sentido, el director de Osakidetza, Julián Pérez, explicó que en la reunión de la mesa sectorial hubo "desde pegas hasta felicitaciones" y subrayó que "en los hospitales lo primero son los profesionales".