Gripe.- La consejera de Sanidad extremeña defiende "la transparencia" mantenida en el manejo del brote en La Vera

Actualizado 17/07/2009 16:33:25 CET

Hasta el momento son 15 los casos de Gripe A confirmados en este campamento, de los que continúan ingresados

MÉRIDA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, defendió hoy "la transparencia" que su departamento ha mantenido ante el brote de Gripe A detectado en un campamento infantil de Jaraíz de la Vera (Cáceres), en el que se ha mantenido "perfectamente informado

De esta forma respondió María Jesús Mejuto a las críticas que en los últimos días han realizado tanto algunos padres de los niños que asistían a este campamento, como por el PP, acerca de la "falta de información" que ha existido ante este brote.

Un brote en el que hasta el momento son 15 los casos confirmados por Gripe A, de los que 13 son niños y dos son monitores. Tres de ellos, dos niñas y una monitoria, continúan ingresados en diversos hospitales de la región aunque su estado es "leve", y el resto ha sido dado de alta.

Según los datos que aportó la consejera en una rueda de prensa que ofreció hoy en Mérida, de los niños afectados, seis están en Madrid, uno en Castilla-La Mancha y otro en Murcia y el resto permanece en la región.

En su intervención, Mejuto aseguró que la situación creada tras este brote ha estado "perfectamente guiada y controlada", y "siempre siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud y las pautas del Ministerio de Sanidad".

Según explicó la consejera, la "sospecha" de que podía existir un brote en este campamento surgió el pasado lunes, aunque no fue hasta el miércoles cuando se declaró el "brote epidemiológico", que fue cuando se tuvo la confirmación de los casos y se hizo público, ya que según señaló, "la filosofía" de la consejería "es informar permanentemente de lo que tenemos que informar", aunque para ello debe ser una información "contrastada y validada".

TRANQUILIDAD ABSOLUTA

Aseguró que las autoridades sanitarias de Extremadura "están continuamente alerta y en vigilancia permanente ante cualquier sospecha que pudiera desencadenar en un brote", y "se han tomado todas las medidas necesarias", dijo Mejuto, quien ante esta situación llamó a la "tranquilidad absoluta" de la población.

Y es que, según explicó, la mayor parte de los casos detectados en España son "leves", en los que "ni siquiera se aplican antivirales", ya que el paciente "pasa un proceso gripal de fiebre y de síntomas respiratorios durante más o menos un periodo de siete días", pero tras esa fase y si no surgen complicados, "el paciente queda curado e inmunizado", resaltó.

Explicó la consejera que al tener las primeras sospechas de que pudiera existir un brote de gripe A en este campamento, las autoridades sanitarias se pusieron en contacto con los padres de los niños afectados, pero no con el resto, porque "eso no hubiera cambiado la situación".

NO CREAR ALARMA

Reiteró que el brote se declaró "cuando epidemiológicamente se han tenido datos confirmados y validados de que era un brote", con el objetivo de no "crear un alarma social".

Así, Mejuto desmintió además que el campamento se cerrara tras declararse el brote, sino que finalizó el 15 de julio, y señaló que los que se han previsto para el resto de verano se celebrarán, y de hecho ya ha comenzado el segundo turno, aunque con 20 niños menos de los inscritos.

En ese sentido, consideró que la situación actual "no se soluciona con aislamiento, con el cierre de centros comerciales o de centros de ocio, porque eso no evitaría el contagio", ya que según aseguró, "en una situación de pandemia nunca se puede predecir cómo va a evolucionar o cómo se va a extender".