Gracias a la investigación, 8 de cada 10 mujeres superan el cáncer de mama a los cinco años del diagnóstico

Investigador. Laboratorio
FARMAINDUSTRIA - Archivo
Publicado 08/10/2018 14:10:13CET

   MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, con la colaboración de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), ha lanzado la campaña #AyúdameaInvestigar, una iniciativa que pretende fomentar la participación de las mujeres con cáncer de mama en ensayos clínicos y solicitar el respaldo de todas las instituciones públicas y privadas, ya que, "gracias a la investigación, 8 de cada 10 mujeres superan el cáncer de mama a los cinco años del diagnóstico".

   "La sociedad en general necesita concienciarse sobre el importante papel que juegan los ensayos clínicos en el avance del conocimiento y el tratamiento del cáncer de mama y, asimismo, las pacientes necesitan información para conocer las posibilidades de participar en un ensayo clínico", explica el doctor Miguel Martín, presidente del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid).

   Este tumor es la primera causa de muerte por cáncer y el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres en España. Cada año se diagnostican más de 26.000 casos, 11.000 más que hace diez años. En la actualidad, "gracias a la investigación, 8 de cada 10 mujeres superan el cáncer de mama a los cinco años del diagnóstico", matiza Martín, quien recuerda que "la investigación es la única vía para hallar tratamientos más eficaces y seguros para las generaciones venideras".

   A pesar de los avances en los tratamientos, un 30 por ciento de las pacientes diagnosticadas en una fase precoz de la enfermedad sufrirá una recaída. En este sentido, Martín subraya que es "clave apoyar la investigación" para generar conocimiento sobre el cáncer de mama y, al mismo tiempo, "fomentar el desarrollo de tratamientos personalizados con el objetivo de poder ofrecer a las pacientes terapias más adecuadas a las características moleculares de su tumor".

QUÉ SABEN LOS ESPAÑOLES DE LOS ENSAYOS CLÍNICOS

   #AyúdameaInvestigar ha contado con el apoyo de varios rostros conocidos: Carme Chaparro, periodista y escritora; Anne Igartiburu, presentadora de TV; Pablo Ibáñez, creador de performance; y el actor Ramón Langa. Además, tiene el respaldo de otras personalidades muy reconocidas como la cantante Luz Casal, el grupo Vetusta Morla, la cantante Ruth Lorenzo, la periodista Julia Otero o el perfil en redes sociales de La Vecina Rubia.

   Todos ellos han conocido la historia de Maite, una mujer guipuzcoana que sufrió un cáncer de mama y decidió participar en un ensayo clínico. "Por mi propio beneficio y por las que vendrán detrás; no nos engañemos, lo único que puede contribuir a nuestra supervivencia es la ciencia", confiesa Maite de forma rotunda en un vídeo emotivo que se ha viralizado estos días en Internet.

   Paralelamente a esta campaña, y con motivo de la llegada de octubre, el mes de sensibilización sobre esta enfermedad, GEICAM ha llevado a cabo una encuesta social a nivel nacional sobre el conocimiento de la población en torno a la investigación en cáncer de mama. Dicha encuesta concluye que poco más de la mitad de los españoles (56%) sabe que los ensayos clínicos evalúan la seguridad y eficacia de un tratamiento. Por otro lado, un 16 por ciento cree que se utiliza para investigar tratamientos para una enfermedad rara o terminal y un 12% los define como estudios en los que pueden participar todos los pacientes que lo deseen.

   Tal y como explica el presidente de GEICAM, "un ensayo clínico es una investigación llevada a cabo en humanos, personas sanas o enfermas, perfectamente controlada y regulada por las autoridades sanitarias, y que permite tener más información sobre cómo reacciona el cuerpo ante determinadas enfermedades y/o tratamientos".

   Además, incide, "las pacientes que participan en ensayos clínicos se benefician de novedades terapéuticas y están ayudando a que otras puedan hacerlo en un futuro".

   Por otra parte, la encuesta muestra que se percibe confusión en torno a quién puede participar en un ensayo clínico de cáncer de mama. El 71 por ciento de los encuestados cree que pueden participar tanto mujeres que padecen la enfermedad como aquellas que la han padecido en el pasado. El 58 por ciento piensa que a veces se llevan a cabo con mujeres que tienen muchas posibilidades de tener un cáncer de mama. Por último, un 8 por ciento afirma que sólo se cuenta con mujeres que padecen la enfermedad.

   También se ha puesto de manifiesto que existen muchos mitos en torno a cómo pueden las mujeres entrar en un ensayo clínico. Un 33% de los encuestados piensa que una mujer con cáncer de mama podrá participar si se entera por internet y hay plazas vacantes. Un 22% considera que en el caso de que el oncólogo se lo proponga a la paciente, ésta tendría la obligación de aceptarlo. Por último, un 19% ha escuchado que existe la posibilidad de recibir un placebo en vez de tratamiento estándar placebo, situación que provocaría un empeoramiento de la enfermedad.

   Los ensayos clínicos en oncología se realizan en general con pacientes con cáncer de mama. Las pacientes de cáncer de mama participan de forma altruista en los ensayos clínicos, aunque es cierto que deben cumplir unos criterios de elegibilidad que vienen detallados en el protocolo del ensayo clínico.

    "Los pacientes somos los principales potenciales beneficiarios de los ensayos clínicos y por ello somos los más interesados en participar en ellos", reconoce la vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Toñy Gimón.

Contador