La gota se asocia a un mayor consumo de recursos sanitarios, sociales y personales

Gota, pies
PIXABAY - Archivo
Publicado 08/10/2018 11:45:47CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La gota, una enfermedad reumática muy dolorosa que causa inflamación en las articulaciones debido a los depósitos de urato en los tejidos, tendones y ligamentos, "se asocia a mayor consumo de recursos sanitarios (consultas, urgencias, ingresos, etc.), sociales (bajas laborales medias estimadas de dos semanas por cada ataque) y personales (pérdida de calidad de vida percibida por los pacientes" según afirma el reumatólogo Fernando Pérez Ruiz.

Al ser un proceso intermitente no suele considerarse como "una enfermedad que se cronifica por no tratarse", ha señalado el especialista, que además ha resaltado la importancia de "dar a conocer a la población que se trata de una enfermedad curable" ya que, con un tratamiento adecuado, se erradica el proceso que causa la dolencia, por lo que "desaparecen los síntomas, mejora la calidad de vida percibida y se reduce el consumo de recursos" según informa el doctor.

Varios estudios han demostrado que, en los países europeos, su incidencia (nuevos casos) y prevalencia (total de casos en la población) ha aumentado en la última década, la primera cifra de prevalencia en España se dio gracias al estudio EPISER2016 y refleja un índice del 2,4% en población mayor de 18 años. "Un dato relativamente alto, pero que puede explicarse, en parte, porque se asocia a la edad y España tiene una de las mayores tasas de longevidad en el mundo" ha concretado Pérez Ruiz durante el VII Curso de Reumatopics de la SER (Sociedad Española de Reumatología), celebrado en Barcelona con la colaboración de Menarini.

Durante el VII Curso Reumatopics se han explorado, además, los últimos avances en nuevos tratamientos, así como el posible impacto de su comercialización. La doctora y coordinadora del curso, Francisca Sivera, ha confirmado que "actualmente, los tratamientos más eficaces de los que disponemos para la artritis psoriásica son los fármacos biológicos. Sin embargo, existen nuevas moléculas en desarrollo, algunas de ellas próximas a comercializarse, que podrían
representar una alternativa eficaz".

De la misma forma, se ha reflexionado sobre una realidad evidenciada por los resultados del estudio Gema-2 de la Sociedad Española de Reumatología, en el que, tal y como ha indicado la especialista, "los datos muestran que la mayoría de los pacientes con gota no alcanzan, contrariamente a los manejados por reumatólogos, el objetivo terapéutico de ácido úrico (6mg/dL), de manera que durante este curso hemos explorado las causas de este deficiente tratamiento de la gota y las estrategias para poder contrarrestarlos".