Actualizado 23/04/2012 20:30 CET

Genoma España transfiere a Bioncotech las patentes de un proyecto para el tratamiento de enfermedades autoinmunes

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Genoma España ha transferido a la empresa valenciana Bioncotech Therapeutics la familia de patentes de uno de sus proyectos de cartera tecnológica que, en esta ocasión, está dirigido al desarrollo de inhibidores de la interacción TCR-Nck en linfocitos T para el tratamiento de enfermedades de origen autoinmune.

Los inhibidores, útiles para el tratamiento de enfermedades de origen autoinmune, como la esclerosis múltiple o la artrítis reumatoide, han sido desarrollados por el grupo de investigación liderado por el doctor Balbino Alarcón, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El acuerdo contempla un proyecto de investigación de tres años asociado a la licencia, por el que el grupo continuará trabajando en el estudio del mecanismo de acción y evaluación de los compuestos. Por su parte, Bioncotech pondrá en marcha los estudios preclínicos y clínicos con los inhibidores.

Según ha explicado el director de Bioncotech, Damià Tormo, "existe una gran oportunidad en este sector, ya que centros de investigación punteros están desarrollando proyectos muy avanzados científicamente, y que están en fase óptima para su transferencia empresarial".

En este sentido, ha añadido que tanto Bioncotech como la comunidad de las enfermedades autoinmunes estám "muy ilusionados" en desarrollar el potencial terapéutico de este producto", ya que su perfil de especificidad y los datos sobre su eficacia son "particularmente atractivos".

"Esperamos que esta colaboración academia-empresa permita dar respuesta a necesidades médicas no cubiertas que afectan a un gran número de pacientes", ha explicado.

La tecnología fue evaluada por Genoma España a comienzos de 2008 y, a partir de ese momento, se puso en marcha un proyecto para la optimización, mejora química, pruebas de concepto y estudios de toxicidad de los compuestos, así como para la realización de acciones de comercialización", ha comentado Rafael Camacho, director general de Genoma España, que ha reconocido que la inversión total para su desarrollo ha sido de 200.000 euros.