Los genitales ambiguos en los recién nacidos pueden ser más comunes de lo que se pensaba

Publicado 24/04/2019 17:59:26CET
Dejar de fumar durante el embarazo reduce el riesgo de partos prematuros, según un estudio
PIXABAY - Archivo

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los genitales ambiguos en los recién nacidos pueden ser más comunes de lo que se pensaba, según ha sugerido un estudio llevado a cabo por expertos de la Universidad de Estambul (Turquía) y que ha sido publicado en el 'Journal of Endocrine Society de la Endocrine Society'.

Los trastornos del desarrollo sexual (DSD) son un grupo de afecciones que incluyen anomalías de los cromosomas sexuales, las gónadas, los conductos reproductivos y los genitales. Los genitales ambiguos se producen cuando los genitales de un bebé recién nacido hacen que no esté claro si el niño es un niño o una niña. Por ejemplo, un bebé puede tener un clítoris agrandado que se parece más a un pene pequeño.

En algunos casos intersexuales, los bebés tienen órganos sexuales externos que no coinciden con su anatomía reproductiva interna. Una niña puede tener órganos sexuales externos que se parecen a los genitales masculinos y órganos femeninos internos normales (ovarios y útero).

"Nuestra investigación encontró 18 bebés con genitales ambiguos entre 14.177 recién nacidos. Esta frecuencia es mayor en comparación con estudios anteriores que utilizaron registros con una tasa de captura baja, si bien nuestro estudio se realizó de forma prospectiva. Además, la mayoría de los datos publicados provienen de países occidentales en los que las tasas de consanguinidad son más bajas que las de nuestro país", han dicho los expertos.

Concretamente, el estudio prospectivo, los investigadores examinaron 14.177 recién nacidos y encontraron que 18 de ellos tenían genitales ambiguos, de los cuales 15 fueron diagnosticados con DSD 46, XY, que ocurre en bebés varones cuando el cuerpo no puede usar la testosterona adecuadamente o los testículos no se desarrollan adecuadamente. El peso al nacer fue menor en los bebés con 46, XY DSD que en los bebés sanos, y la preeclampsia fue una condición común en esos embarazos.

"Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que la disfunción placentaria temprana y la deficiencia de andrógenos podrían ser importantes en la etiología de las anomalías genitales masculinas", han zanjado.