Las gasolineras emiten diez veces más gases tóxicos de lo que se pensaba

Gasolina, gasolinera, contaminación, contaminante, benceno
PIXABAY / RESONETIC
Publicado 05/10/2018 10:53:37CET

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La liberación de vapores por las tuberías de ventilación de las gasolineras es diez veces mayor de las estimaciones que se utilizan para determinar cómo de cerca se colocan las mismas de colegios, patios de recreo y parques, según ha concluido un estudio de la Columbia University Mailman School of Public Health (EEUU), publicado en 'Science of the Total Environment'.

Los vapores que emite la gasolina contienen gran número de químicos tóxicos, entre los que destaca el benceno, que es cancerígeno. "Encontramos evidencia de que las estaciones de servicio liberan mucho más benceno de lo que se pensaba anteriormente", ha indicado el investigador principal del estudio, el doctor Markus Hilpert.

Los investigadores conectaron medidores de flujo de gas a las tuberías de ventilación de dos estaciones de servicio de tamaño grande en el medio oeste y el noroeste americano. Tomaron medidas durante tres semanas.

Concretamente, el estudio informa de pérdidas medias diarias por evaporación de siete y tres galones, una medida estadounidense de capacidad para líquidos que equivale a cuatro cuartos de litro, de gasolina líquida, respectivamente, o 1,4 libras y 1,7 libras por 1.000 galones dispensados.

La California Air Pollution Control Officers Association utiliza una estimación de 0,11 libras por 1.000 galones y, según esta evaluación, el California Air Resources Board determina la regulación de lejanía de las gasolineras de los colegios y parques de 300 pies o 91 metros.

Existen leyes similares en muchas zonas de Estados Unidos, pero no en todos los estados y localidades. Por ejemplo, en áreas urbanas como Nueva York, algunas estaciones de servicio están ubicadas directamente adyacentes a edificios de apartamentos.

"Además, incluso durante un período de estudio relativamente corto, vimos varios casos en los que las personas podrían estar expuestas al químico en lugares más allá de la distancia de retroceso de 300 pies", ha añadido el doctor Hilpert.

CÓMO SE TRANSPORTAN LOS GASES POR EL AIRE

La investigación también se ha ocupado de estudiar cómo se transporta el vapor del combustible por el aire, con el objetivo de evaluar el potencial de exposición al benceno a corto y medio plazo.

Para ello, compararon sus medidas con tres umbrales establecidos. En primer lugar, se estudió el umbral de la California Office of Environmental Health Hazard Assessment de una hora de referencia (one-hour Reference Exposure Level, REL, por sus siglas en inglés) para el benceno.

Se define como una hora de continua exposición al químico, y los resultados arrojaron que se excedió en ambas estaciones de servicio a distancias superiores de 50 metros. Además, en la gasolinera del medio oeste, el REL se excedió en dos días diferentes a distancias mayores de 50 metros, y una vez más lejos de los 160 metros.

En segundo lugar, la Agency for Toxic Substances and Disease Registry's Minimal Risk Level para la exposición al benceno durante un período comprendido entre dos semanas y un año se excedió entre 7 y 8 metros de las dos estaciones de servicios estudiadas.

El tercer umbral, más laxo, usado para exposiciones de corto plazo, el American Industrial Hygiene Association's Emergency Response Planning Guidelines, no encontró exceso.

"Las autoridades deberían considar las regulaciones basándose en estos datos, poniendo una atención especial a la posibilidad de que se produzcan incrementos cortos en las emisiones resultantes de operaciones regulares o procedimientos inadecuados relacionados con el suministro de combustible y el uso de tecnología de prevención de la contaminación", ha recomendado el profesor Hilpert.

Contador