Actualizado 18/02/2010 20:32 CET

Galicia.- Hosteleros creen "un éxito" la demora de la nueva ley antitabaco y piden "esperar a que la crisis remita"

Reclaman "poner en equilibrio la necesidad de salud pública" con "los intereses empresariales" y ven que traerá "perjuicio económico"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los hosteleros gallegos consideran una noticia "positiva" y "un éxito de las asociaciones del sector" el hecho de que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, haya evitado dar plazos para la aprobación de la nueva Ley Antitabaco que, con probabilidad, no será puesta en marcha hasta el último semestre del año.

Así, en declaraciones a Europa Press, el presiente de la Confederación de Hosteleros de Galicia, Héctor Cañete, consideró que la esta decisión es "un éxito" de las asociaciones porque "han conseguido que se posponga sin fecha la ley" e instó al Gobierno a "esperar a que la crisis remita" para elaborar una nueva normativa.

Concretamente, Cañete vio necesario "negociar y reunirse con el sector" hostelero antes de tomar una decisión y, por encima de esto, consideró que "una situación de crisis como la actual no es el momento más adecuado" para la reforma.

"Hay que esperar, como hemos visto que ha sucedido con otras leyes, porque los plazos se pueden mover", explicó el presidente de los hosteleros gallegos, que reclamó inmovilismo "hasta que la crisis remita", ya que "es necesario poner en equilibrio la necesidad de salud pública, que es primordial, con los intereses empresariales en un momento dado".

PERJUICIO ECONÓMICO

En concreto, Cañete aseveró que "no se puede tomar una medida que se sabe que puede producir un perjuicio económico importante" y puso como ejemplo Irlanda, el "único país de Europa con una normativa tan restrictiva" que, en los tres años posteriores a su aprobación, registró el cierre del 20 por ciento de sus establecimientos.

"Primero hay que sacar al país de la crisis, porque no vamos a ser menos europeos porque dejemos de fumar", explicó Héctor Cañete, al tiempo que pidió al Gobierno que "deje todo como está" y que realice "formación para evitar que se fume".