Publicado 31/05/2022 11:40

La Fundación Jiménez Díaz activa un innovador ensayo clínico para el tratamiento del condrosarcoma convencional avanzado

Los doctores Martín Broto e Hindi, responsables de la Unidad de Sarcomas de la FJD y OncoHealth
Los doctores Martín Broto e Hindi, responsables de la Unidad de Sarcomas de la FJD y OncoHealth - FJD

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Jiménez Díaz ha puesto en marcha recientemente el estudio 'INBRX-109', dirigido a demostrar el beneficio de este fármaco en condrosarcoma convencional avanzado, convirtiéndose en el primer hospital español en activar este ensayo clínico, que podría derivar en la aprobación del primer fármaco para esta enfermedad.

"Dentro de los sarcomas, el condrosarcoma convencional es un tumor primario óseo que exhibe un comportamiento que va desde muy indolente (grado I) a agresivo (grado III), con una incidencia de tres casos por millón de habitantes y año, siendo la mayoría de ellos de grado I", explica el doctor Javier Martín Broto, responsable junto a la doctora Nadia Hindi de la Unidad de Sarcomas de la Fundación Jiménez Díaz y de su Instituto Oncológico, OncoHealth.

PRIMEROS PASOS HACIA EL PRIMER FÁRMACO CONTRA EL CONDROSARCOMA CONVENCIONAL AVANZADO

Su tratamiento es exclusivamente quirúrgico y, solo en casos seleccionados de enfermedad metastática y/o avanzada, se aplica quimioterapia, "pero con muy poca posibilidad de éxito", apunta este investigador de referencia nacional e internacional en el manejo y estudio de los sarcomas.

En este sentido, añade que "la tasa de curación es del 95 por ciento para los condrosarcomas convencionales de grado I, del 70 por ciento para los de grado II, y del 30 por ciento para los que ya están en grado III".

En este escenario, la activación del citado estudio es una buena noticia que ofrece nuevas expectativas a los pacientes que sufren esta patología. Concretamente, el ensayo investiga la actividad del fármaco INBRX-109, una diana molecular que actúa como agonista de DR5, que es un receptor de la familia TRAIL (ligando inductor de apoptosis relacionada con el factor de necrosis tumoral) que activaría la vía extrínseca de la apoptosis o muerte celular programada y que ya ha demostrado una actividad sustancial en fases de investigación previas.

"La tasa de control de la enfermedad es del 89 por ciento en los estudios tempranos con este medicamento, aunque todavía nos falta averiguar en series grandes, como la que se está activando, cuánto dura el control de la enfermedad", continúa el también miembro de la Directiva del Grupo Español de Investigación en Sarcomas (GEIS).

Con respecto a las respuestas parciales, el doctor Martín Broto considera "muy notorio el porcentaje del 11 por ciento en el que se constata una reducción del tamaño de los implantes tumorales en, al menos, un 30 por ciento, ya que, hasta ahora, en esta entidad no se conseguían respuestas parciales, o eran muy anecdóticas".

Con todo ello, y dado que no hay un tratamiento estándar para el condrosarcoma convencional avanzado, el estudio persigue demostrar el beneficio del INBRX-109 respecto al placebo con el objetivo final (si así se demuestra y se genera la evidencia que permita aprobarlo para esta indicación) de disponer del primer medicamento para esta patología.

OPORTUNIDAD PARA LOS PACIENTES ESPAÑOLES

"Tener acceso a este fármaco es una gran oportunidad para los pacientes con condrosarcomas avanzados, ya que podremos disponer de un mayor control de la enfermedad durante un tiempo que ahora no podemos precisar, pero que claramente es mayor que lo que podemos ofrecer ahora con la quimioterapia", asevera el corresponsable de la Unidad de Sarcomas de OncoHealth.

Así, gracias a la activación de este estudio, todos los pacientes que cumplan las condiciones del mismo podrán acceder al fármaco bajo ensayo clínico, tanto en la Fundación Jiménez Díaz como en cualquiera de los otros cinco centros españoles en los que está prevista su puesta en marcha.

Más información