Actualizado 06/06/2021 10:19 CET

Fumar durante la pubertad puede provocar consecuencias negativas en los futuros hijos

Adolescente rompiendo un cigarrillo.
Adolescente rompiendo un cigarrillo. - PIXABAY

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Universidad de Bergen (UIB), en Noruega, muestra que fumar en la pubertad temprana de los varones puede tener consecuencias negativas para sus futuras generaciones de descendientes, según publican los investigadores en el 'European Respiratory Journal'.

Mediante un análisis continuado de los datos recogidos en los grandes estudios internacionales RHINESSA, RHINE y ECRHS, los investigadores han descubierto que la salud de las generaciones futuras depende de las acciones y decisiones que tomen los jóvenes en la actualidad. Esto es especialmente relevante para los chicos en la pubertad temprana y las madres/abuelas tanto antes del embarazo como durante el mismo, muestra el estudio.

El estudio subraya la importancia de prestar mayor atención al tabaquismo en los jóvenes (definido como antes de los 15 años) para prevenir posibles daños en la función pulmonar de las generaciones futuras. También sugiere incluir el uso de tabaco oral húmedo (snus) y el uso de cigarrillos electrónicos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día mueren unos 6 millones de personas por dolencias relacionadas con el tabaco. Se prevé que esta cifra supere los 8 millones en 2030. El estudio de la UIB subraya que los fumadores no sólo ponen en peligro su propia salud, sino también la de sus hijos y posiblemente la de sus nietos.

El estudio concluye que tanto el periodo prenatal como el prepuberal son momentos de gran importancia para el crecimiento de las células, en particular de las células germinales. Los investigadores sugieren que el estilo de vida y los factores ambientales influyen en la salud respiratoria mediante cambios epigenéticos transmitidos a través de las células germinales masculinas. Además, el estudio concluye que las exposiciones relacionadas con el estilo de vida durante estos periodos influyen en la salud de las generaciones futuras.

Además de la reducción de la función pulmonar, el estudio RHINESSA concluye que el tabaquismo prepuberal en los varones puede provocar obesidad en sus hijos. Sin embargo, las intervenciones destinadas a prevenir el tabaquismo (consumo de nicotina) en las franjas de tiempo más vulnerables, podrían tener beneficios potenciales para varias generaciones.