Del fracaso no se aprende y creerlo te perjudica

Archivo - Malestar estresado joven hombre de negocios asiático en traje con manos en la cabeza sentado en las escaleras. Concepto de desempleo y despido.
Archivo - Malestar estresado joven hombre de negocios asiático en traje con manos en la cabeza sentado en las escaleras. Concepto de desempleo y despido. - TUAINDEED/ ISTOCK - Archivo
Actualizado: martes, 11 junio 2024 8:05

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La idea de que el fracaso conduce al éxito puede ser inexacta y perjudicial para la sociedad, según una investigación de la Universidad Northwestern (Estados Unidos) publicada por la Asociación Estadounidense de Psicología.

Los investigadores realizaron 11 experimentos con más de 1.800 participantes en muchos dominios y compararon las estadísticas nacionales con las respuestas de los participantes. En un experimento, los participantes sobrestimaron enormemente el porcentaje de futuros enfermeros, abogados y profesores que aprueban exámenes de licencia después de reprobarlos previamente.

"La gente espera que el éxito siga al fracaso con mucha más frecuencia de lo que realmente ocurre", apunta la investigadora principal Lauren Eskreis-Winkler, profesora asistente de gestión y organizaciones en la Universidad Northwestern. "La gente suele asumir que el comportamiento pasado predice el comportamiento futuro, por lo que es sorprendente que a menudo creamos lo contrario cuando se trata de tener éxito después del fracaso".

En algunos experimentos, los participantes asumieron erróneamente que las personas prestan atención a sus errores y aprenden de ellos. En una prueba de campo, las enfermeras sobrestimaron cuánto aprenderían sus colegas de un error pasado. "La gente suele confundir lo que es con lo que debería ser", reflexiona Eskreis-Winkler. "La gente debería prestar atención y aprender del fracaso, pero a menudo no lo hacen porque el fracaso es desmotivador y amenazador para el ego".

Si bien decirle a las personas que tendrán éxito después del fracaso puede hacerlas sentir mejor, esa mentalidad puede tener consecuencias dañinas en el mundo real, tal y como recoge Eskreis-Winkler. En un experimento, los participantes asumieron que los pacientes cardíacos adoptarían estilos de vida más saludables cuando muchos de ellos no lo hacen.

"Las personas que creen que los problemas se corregirán por sí solas después del fracaso están menos motivadas para ayudar a quienes lo necesitan", apunta Estreis-Winkler. "¿Por qué invertiríamos tiempo o dinero para ayudar a las poblaciones en dificultades si creemos erróneamente que se arreglarán por sí mismas?"

Sin embargo, las personas pueden recalibrar sus expectativas cuando se les da información sobre los insignificantes beneficios del fracaso. En dos experimentos, los participantes apoyaron más la financiación de los contribuyentes para programas de rehabilitación para ex reclusos y programas de tratamiento de drogas cuando se enteraron de las bajas tasas de éxito de las personas que utilizaban esos programas. "Corregir nuestras creencias equivocadas sobre el fracaso podría ayudar a desviar el dinero de los contribuyentes del castigo hacia la rehabilitación y la reforma", afirma Eskreis-Winkler.

Contador