Fisioterapeutas lanzan un mensaje para la prevención de lesiones en playas y piscinas

Publicado 03/07/2019 13:40:13CET
Niñas en la piscina con gafas de sol
Niñas en la piscina con gafas de solPIXABAY - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Colegio profesional de Fisioterapeutas de Castilla - La Mancha (COFICAM) advierte de que las consecuencias de una mala zambullida pueden ir desde una fractura más o menos leve hasta una lesión medular, o un ahogamiento si se pierde la consciencia.

Para evitarlo COFICAM ha lanzado una serie de consejos para disfrutar en el mar o en la piscina sin poner en peligro la salud. En primer lugar es conveniente vigilar las escenas de juegos de los niños en el borde de la piscina, que pueden dar lugar a resbalones y torceduras de tobillo. Los niños y los jóvenes suelen ser los más afectados por accidentes producidos por saltos imprudentes.

"Cada verano en nuestro país se producen casos de lesiones medulares por irresponsabilidades de los bañistas que podrían haberse evitado tomando las medidas oportunas", señalan desde el Colegio.

Para aquellas personas que suelen tomar el sol se aconseja hacer buen uso de los protectores solares y limitar la la exposición entre las 12.00 y las 18.00 horas. Asimismo se recomienda llevar calzado adecuado para evitar lesiones musculares.

En caso de caída o un salto peligroso debe avisarse inmediatamente a los servicios de emergencia y socorrer a la persona herida si se tienen los conocimientos necesarios. "Si es necesario manipular a la víctima, es muy importante inmovilizar el cuello y evitar movimientos de la columna", aconsejan desde el Colegio. "Sigue siendo necesario mandar un mensaje de prevención a los más jóvenes que refuercen la idea de que no todo vale en la piscina", concluyen.

Contador