Publicado 29/06/2022 07:13

Fibrilación auricular tras la cirugía por insuficiencia cardíaca

Archivo - Enfermedad cardiaca, corazón, ataque
Archivo - Enfermedad cardiaca, corazón, ataque - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / IGOR STEVANOVIC

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las personas que desarrollan un ritmo cardíaco anormal tras una intervención quirúrgica tienen un mayor riesgo de ser hospitalizadas posteriormente por insuficiencia cardíaca, según un estudio realizado en más de tres millones de pacientes, que se publica en el 'European Heart Journal'.

Un ritmo cardíaco anormal, a menudo rápido, se conoce como fibrilación auricular (FA), y el estudio demostró que el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca entre los pacientes que desarrollaron FA tras una intervención quirúrgica aumentaba independientemente de que la cirugía fuera o no por una afección cardíaca.

Entre 76.536 pacientes sometidos a cirugía cardíaca, 14.365 (18,8%) desarrollaron FA tras la operación y el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca aumentó en un tercio en comparación con los pacientes que no desarrollaron FA. Entre los 2.929.854 pacientes sin antecedentes de cardiopatía que se sometieron a una intervención quirúrgica por afecciones no relacionadas con el corazón, 23.763 (0,8%) desarrollaron FA y el riesgo de hospitalización por insuficiencia cardíaca se duplicó.

El primer autor del estudio, el doctor Parag Goyal, profesor asociado de medicina en el Departamento de Medicina Weill Cornell de Nueva York, destaca que su estudio, el mayor realizado hasta la fecha, muestra que la fibrilación auricular postoperatoria está asociada a futuras hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca.

"Esto podría significar que la fibrilación auricular es un indicador importante de una insuficiencia cardíaca subyacente pero aún no detectada; o podría significar que la fibrilación auricular contribuye por sí misma al desarrollo futuro de la insuficiencia cardíaca --explica--. Aunque este estudio no ha podido abordar específicamente cuál de estos mecanismos está en juego, nuestra esperanza es que este estudio inspire futuros trabajos para explorar el mecanismo subyacente observado en nuestros importantes hallazgos".

"Independientemente del mecanismo, nuestro estudio muestra que la fibrilación auricular postoperatoria es claramente una entidad importante que merece atención e incorporación en la toma de decisiones --prosigue--. Lo más importante es que los pacientes y los médicos deben estar más atentos a los síntomas de insuficiencia cardíaca entre los pacientes que desarrollan fibrilación auricular postoperatoria. Los que desarrollan esta enfermedad pueden necesitar tratamientos más agresivos para otros factores de riesgo de insuficiencia cardíaca, como la hipertensión arterial, la diabetes y el estrechamiento de las arterias".

La fibrilación auricular postoperatoria se da hasta en el 40% de los pacientes sometidos a cirugía cardíaca y en el 2% de los que se someten a cirugía no cardíaca. Los médicos han tendido a considerarla un acontecimiento benigno, desencadenado por el estrés de la cirugía. Sin embargo, cada vez hay más pruebas de que la FA postoperatoria está relacionada con problemas a largo plazo, como el ictus y la muerte por cualquier causa, aunque, hasta ahora, las pruebas sobre su asociación con la insuficiencia cardíaca posterior eran limitadas.

Para el estudio actual y retrospectivo, los investigadores recopilaron datos sobre las reclamaciones de salud de 2016 a 2018 para las altas de los hospitales de atención aguda a través de 11 estados de los Estados Unidos. Los pacientes tenían más de 18 años y fueron seguidos durante una media (mediana) de 1,7 años. Los investigadores ajustaron sus análisis para tener en cuenta factores que podrían afectar a los resultados, como la edad, el sexo, la raza, el estado del seguro, el historial médico y el índice de masa corporal.

El punto fuerte de este estudio es su gran tamaño. Las limitaciones incluyen el hecho de que se trata de un estudio observacional y, por tanto, no puede demostrar que la FA postoperatoria cause insuficiencia cardíaca, sino sólo que está asociada a ella. El estudio se basa en datos de reclamaciones administrativas y códigos médicos para identificar las afecciones; carece de información más detallada, como las estrategias de tratamiento de la FA postoperatoria, y sobre la función y el tamaño del ventrículo izquierdo, que podrían afectar a la probabilidad de desarrollar FA.

Los investigadores esperan realizar más estudios para comprender el mecanismo subyacente e investigar formas de prevenir futuras hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca entre los pacientes que desarrollan FA postoperatoria. "Mientras tanto, los clínicos deben ser conscientes de que la FAPO [FA postoperatoria] puede ser un presagio de IC", advierten.