Un fármaco de acción dual en pruebas podría tratar la hipertensión y la enfermedad cardiaca

Actualizado 16/03/2010 17:49:38 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un fármaco de acción dual en pruebas, denominado LCZ696, podría tratar la hipertensión y la enfermedad cardiaca, según un estudio internacional dirigido por Luis Ruilope, del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, que se publica en la edición digital de la revista 'The Lancet'.

El estudio muestra que el nuevo fármaco es bien tolerado y proporciona mayores disminuciones en la presión sanguínea que el medicamento valsartán, un bloqueador del receptor de la angiotensina (BRA), en pacientes con hipertensión. LCZ696 podría ser superior al estándar de los BRA y tiene el potencial para tratar la hipertensión y la enfermedad cardiaca.

La molécula LCZ696 es un receptor de la angiotensina II y un inhibidor de neprylisin (ARNI) que funciona por dos vías. Como los BRA bloquea la acción de la angiotensina II, una hormona que hace que las arterias se contraigan, agilizando el flujo sanguíneo, pero que también neutraliza una sustancia llamada neprilysin, lo que da lugar a la relajación y ampliación de los vasos sanguíneos y a una bajada de la presión sanguínea.

Se ha sugerido que debido a que el fármaco bloquea tanto la angiotensina II como el neprilysin podría ofrecer mejores beneficios en el tratamiento de la hipertensión y el fallo cardiaco en comparación con los BRA.

Los investigadores examinaron si el mecanismo dual de acción de LCZ696 conduce a una mayor disminución de la presión sanguínea en comparación con el BRA valsartan. Para ello reclutaron a 1.328 pacientes con hipertensión entre suave y moderada en 18 países y les asignaron de forma aleatoria un tratamiento de 8 semanas en uno de ocho grupos: 100 mg, 200 mg, 400 mg de LCZ696, 80 mg, 160 mg y 320 mg de valsartan, 200 mg de AHU377, que bloquea sólo neprilysin, o placebo.

La medida primaria que siguieron los investigadores fue la reducción de la presión sanguínea diastólica media durante el tratamiento calculada como la diferencia media en la presión sanguínea entre tres dosis de comparación entre parejas de LCZ696 frente a valsartan (100 mg frente a 80 mg, 200 mg frente 160 mg, 400 mg frente a 320 mg).

De forma general, los pacientes tratados con LCZ696 tenían reducciones significativas en la presión sanguínea en comparación con valsartán, un descenso medio en la presión sanguínea diastólica de -2,17 mmHg y de -4,20 en la sistólica. Tras ocho semanas, la caída media en la presión sanguínea fue diferente en la comparativa de 200 mg de LCZ696 frente a los 160 mg de valsartán (-2,97 mm Hg) y para los 400 mg de LCZ696 frente a los 320 mg de valsartán (-2,70 mm Hg).

El tratamiento con LCZ696 fue seguro y bien tolerado en todas las dosis y los efectos secundarios fueron infrecuentes, suaves y similares en los ocho grupos de tratamiento.

Según los investigadores, los descubrimientos muestran que la inhibición dual del receptor de la angiotensina II y neprilysin tiene efectos complementarios y podría ser beneficioso en enfermedades cardiovasculares, incluyendo la hipertensión y el fallo cardiaco. Los autores señalan que futuras investigaciones identificarán las poblaciones de pacientes hipertensos que más podrían beneficiarse de LCZ696.