Familiares de enfermos de Alzheimer reclaman disponer de su patrimonio para poder costear el proceso de incapacidad

Actualizado 19/05/2011 21:01:04 CET

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Familiares de enfermos de Alzheimer han reclamado poder disponer del patrimonio del paciente para lograr hacer frente a los gastos que se derivan del procedimiento de incapacidad, que suele alargarse un año en los tribunales, así como para poder financiar el pago de una residencia.

Esta es una de las conclusiones a las que han llegado diversos expertos y familiares reunidos este jueves en Madrid, dentro del programa que la Fundación Alzheimer España está desarrollando con motivo del Año Internacional de esta enfermedad, con el objetivo de abordar los conflictos y los principales problemas legales que causa esta patología.

En una entrevista concedida a Europa Press, el psiquiatra forense y colaborador de la Fundación, Alfredo Calcedo, ha subrayado que, a parte de los problemas propios de la enfermedad, se plantean otro tipo de decisiones que también conciernen al paciente pero que "suelen generar bastante conflictos a nivel familiar".

En concreto, este experto se ha referido a la necesidad de nombrar a un tutor, una persona que comenzará a tener una serie de responsabilidades para con el enfermo y a nivel legal y que, además, en "muchas ocasiones", le acarrearán ciertos "problemas" con el resto de la familia, --"ya sea por discrepancias o desconfianzas"--, puesto que será en encargado de controlar el dinero y el patrimonio del enfermo.

No obstante, uno de los "avances" que, según ha apuntado, ha habido en este sentido, ha sido el de la creación de los denominados poderes preventivos, por lo que los enfermos pueden nombrar a algunas personas por las que ellos tienen preferencia para que opten a convertirse en sus tutores legales cuando sean declarados incapaces.

Por otro lado, Calcedo ha denunciado el "problema de saturación" que existe actualmente en los juzgados, por lo que ha abogado por modificar la legislación vigente de forma que "no haya que hacer un largo proceso de incapacidad para un hecho puntual, como es el vender un activo inmobiliario".

En este sentido, también ha señalado que habría que "adaptar o cambiar" la legislación actual ya que, según ha explicado, la ley que se aplica a enfermos de Alzheimer a la hora de ingresar en una residencia de ancianos es la de enfermos mentales, es decir, la del internamiento involuntario.

"Muchos jueces discrepan a la hora de aplicar esta normativa, por lo que ya nos hemos puesto en contacto con responsables del Foro 'Justicia y Discapacidad', que son quienes asesoran al Ministerio de Justicia, para que intenten modificar o presionar a los legisladores en esta línea", ha concluido Calcedo.