La falta de sueño, asociada con problemas de salud mental y abuso de sustancias en adolescentes

La falta de sueño puede ser la causa de mal humor en adolescentes
ISTOCK - Archivo
Publicado 01/10/2018 17:32:49CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Brigham and Women's Hospital (Estados Unidos) han asociado en un estudio la falta de sueño con problemas entre los adolescentes como mala salud mental, abuso de sustancias psicoactivas y otro tipo de comportamientos negativos relacionados con los accidentes de coche o los suicidios.

Examinando una muestra de datos de comportamientos de riesgo y duración del sueño autoinformada por estudiantes de secundaria estadounidense durante ocho años, los científicos de este hospital de Estados Unidos han llevado a cabo este estudio, cuyos resultados se publican este lunes en la revista de investigación 'Journal of the Medical Association Pediatrics'.

"Descubrimos que las probabilidades de realizar comportamientos inseguros por parte de los estudiantes de secundaria aumentaban significativamente con menos horas de sueño. Asumir riesgos es precursor de accidentes y suicidios, que son las principales causas de muerte entre los adolescentes y tienen implicaciones importantes para la salud y la seguridad de los jóvenes", detalla el autor principal de la investigación, Mathew Weaver.

Tal y como apuntan los responsables del estudio, los adolescentes requieren de 8 a 10 horas de sueño por la noche para una salud óptima, de acuerdo con los expertos en sueño. Sin embargo, más del 70 por ciento de los estudiantes de secundaria no llegan a esas cifras. En comparación con los estudiantes que informaron dormir ocho horas, los estudiantes de secundaria que dormían menos de seis tenían el doble de probabilidades de tomar alcohol, tabaco, marihuana u otras drogas y de conducir después de beber.

También tenían casi el doble de probabilidades de portar un arma o estar en una pelea. Los investigadores encontraron que las asociaciones más fuertes estaban relacionadas con el estado de ánimo y la autolesión. Aquellos que dormían menos de seis horas tenían más del triple de probabilidades de considerar el suicidio, y cuatro veces más de intentar suicidarse. Solo el 30 por ciento de los estudiantes en el estudio informaron un promedio de más de ocho horas de sueño en las noches escolares.

Los investigadores utilizaron datos de 67.615 estudiantes de secundaria recolectados entre 2007 y 2015. Los comportamientos de riesgo de seguridad personal se examinaron individualmente y como categorías compuestas. Todos los análisis fueron ponderados para explicar el complejo diseño de la encuesta, y se controlaron por edad, sexo, raza y año de encuesta en modelos matemáticos para probar la asociación entre la duración del sueño y cada resultado de interés.

"La falta de sueño en los jóvenes plantea múltiples problemas de salud pública, incluida la salud mental, el abuso de sustancias y accidentes automovilísticos", concluye otra de las responsables del estudio, Elizabeth Klerman, quien reconoce en última instancia que se necesita más investigación para determinar las relaciones específicas entre el sueño y estas conductas de riesgo.