La falta de iluminación y la climatología adversa aumentan la fatiga y la somnolencia al volante

Actualizado 02/11/2012 15:47:37 CET
MOSSOS D'ESQUADRA

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La noche y la climatología adversa aumentan la fatiga y la somnolencia al volante, cuarta causa de mortalidad en las carreteras, por lo que RACE y la Asociación de Bebidas Refrescantes, ANFABRA, quieren incidir en la importancia de los hábitos saludables al volante, dentro de la campaña 'Un refresco, tu mejor combustible'.

En concreto, RACE realizó 1.100 encuestas a conductores españoles, entre los meses de mayo y junio de 2012, que revelaban que el 74 por ciento de los conductores consideraba que los momentos en los que se fatigan más al volante son aquellos con poca luz y de madrugada.

El texto también recoge que uno de cada cinco usuarios confesaba que le daba igual conducir por el día que por la noche, y que al 55 por ciento les era indiferente conducir con un horario de verano o de invierno, frente a un 42 por ciento de los conductores que preferían el horario de verano.

En general, los consejos de los profesionales ante un largo desplazamiento pasan por parar cada 150 kilómetros por la noche o cada hora y media, realizar unos estiramientos así como beber un refresco, que mantiene los niveles de hidratación recomendados y aporta la glucosa necesaria para mantener la atención, ayudan a prevenir la fatiga y mejora el tiempo de respuesta ante un imprevisto.

Además, de no conducir de noche en el caso de que no se este acostumbrado; descansar o dormir durante el camino en el caso de estar muy cansado, y evitar salir de viaje nada más terminar de trabajar.

Otros son evitar comidas o cenas copiosas antes y durante los desplazamientos; no beber alcohol, ya que el consumo de cualquier tipo y cantidad tiene efectos sobre la conducción, y en el caso de que se tomen medicamentos, tener en cuenta que pueden provocar somnolencia.