Actualizado 09/07/2013 19:01:01 +00:00 CET

Fallece un vecino de Vigo por complicaciones derivadas del calor

CC.OO. denuncia un colapso en urgencias del Chuvi, y el Sergas afirma que la situación se va normalizando tras un "pico asistencial"

VIGO, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un vecino de Vigo de 59 años de edad ha fallecido en las últimas horas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Xeral, debido a complicaciones sufridas por la ola de calor, según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias.

Las mismas fuentes han precisado que este paciente, que ingresó el pasado domingo, es un enfermo que padecía una patología crónica. Las altas temperaturas empeoraron su estado de salud, hasta que falleció a primera hora de la mañana del lunes.

Por otra parte, el sindicato CC.OO. ha denunciado un "nuevo colapso" en los servicios de urgencias del Chuvi, que han registrado una alta afluencia de personas en los últimos días, precisamente debido a la ola de calor.

Esta central ha criticado que muchos de los pacientes han estado horas pendientes de hospitalización, con los boxes de urgencia y las camas de observación al completo, y que la gerencia del Chuvi no ha habilitado recursos adicionales.

"PICO ASISTENCIAL"

Fuentes del Sergas consultadas por Europa Press han ratificado que las altas temperaturas han originado una mayor afluencia de personas a los servicios de urgencias. Según han explicado, se ha registrado un "pico asistencial", con 3.625 pacientes atendidos en el complejo hospitalario vigués durante la primera semana de julio (en el mismo período del año pasado fueron 3.496 pacientes).

Así, en los últimos días se ha alcanzado (el pasado domingo) la cifra de 590 personas atendidas en un día, cuando la media diaria de este complejo es de 509 personas. Las fuentes consultadas han señalado que los casos estaban, en su mayoría, relacionados con la ola de calor, y que gran parte de los pacientes eran personas de edad avanzada con síntomas de deshidratación.

"En estos casos, lo habitual es que los pacientes reciban tratamiento para rehidratarse y se queden en observación, lo que puede ralentizar el funcionamiento del servicio", han apuntado fuentes sanitarias, que han hecho un llamamiento a la población de más edad para que beba 2 litros de agua al día, a pesar de que "no tengan sensación de sed".

En cualquier caso, el Sergas ha precisado que, en estos momentos, los servicios de urgencia del Hospital Xeral funcionan con normalidad, mientras que en el Meixoeiro, hay cuatro pacientes pendientes de ingreso.