Los factores sociales condicionarán los cambios futuros en el bienestar humano, más que los económicos

Gente, persona, personas, paseando, paseo, turistas, turismo, jubilados
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 28/01/2019 17:59:51CET

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio, realizado por investigadores del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barceona (Icta-UAB) y la McGill University de Canadá, ha apuntado que los cambios en la percepción del bienestar personal dependerán en mayor medida de factores sociales que de aspectos macroeconómicos.

Se trata de la primera observación que emplea por primera vez un enfoque matemático para hacer este pronóstico, con un modelo estadístico dinámico que ha combinado variables económicas materiales --como el PIB per cápita y la esperanza de vida-- con variables sociales --la libertad, la corrupción gubernamental y las ayudas sociales--, según ha informado la UAB.

De esta manera, con estas dos variables han podido reproducir las diferencias "más importantes" entre 2005 y 2016 para calibrar el modelo y, a su vez, les ha permitido proyectar escenarios para los cambios globales en el 2050.

Los resultados han asegurado que en el caso de las variables materiales, la percepción de un cambio será, como máximo, de un 10% respecto a la actualidad, mientras que en el otro el margen de mejora social oscila entre un incremento del 30% hasta el 35% de descenso, siendo este último el escenario más pesimista, situando la India, China, Europa occidental y África subsahariana, las zonas donde el margen de mejora será más amplio.

El investigador del Icta-UAB, Eric Galbraith, ha recalcado elementos como "los apoyos sociales, las libertades y la imparcialidad" para este bienestar humano y ha aventurado que será poco probable que modificaciones en el PIB tengan un papel importante en la autoevaluación dentro de 30 años.

Otro de los investigadores en este trabajo, de la McGill University, Chris Barrington-Leigh, ha sugerido que "si el objetivo prioritario de los gobiernos es el bienestar humano, éstos deberían destinar sus recursos de manera más acertada a políticas basadas en lo que realmente importa" más para la experiencia humana.

El estudio, publicado en la revista Nature Communications, ha recordado que la medida de bienestar es la autoevaluación del Gallup World Poll, que en 2017 tenía una media global de 5,24 sobre 10.

(EUROPA PRESS CATALUNYA)

BA ECN 20190128165040 AHV/MAVA

Contador