Publicado 17/08/2020 7:54:34 +02:00CET

Factores de riesgo cardiovascular, asociados a complicaciones por la COVID-19

Covid-19
Covid-19 - PIRO4D/PIXABAY - Archivo

   MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Los pacientes con COVID-19 con comorbilidades o factores de riesgo cardiovasculares tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones cardiovasculares mientras están hospitalizados y más probabilidades de morir a causa de la infección por COVID-19, según un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto PLOS ONE por Jolanda Sabatino, de la Universita degli Studi Magna Graecia di Catanzaro, en Italia, y sus colegas.

   Para la mayoría de las personas, la enfermedad del nuevo coronavirus causa una enfermedad leve, sin embargo, puede generar neumonía grave y provocar la muerte en otras personas. Es fundamental que los médicos que trabajan con pacientes cardiovasculares comprendan la presentación clínica y los factores de riesgo de la infección por COVID-19 en este grupo.

   En el nuevo estudio, los investigadores analizaron datos de 21 estudios observacionales publicados sobre un total de 77.317 pacientes COVID-19 hospitalizados en Asia, Europa y Estados Unidos. En el momento de su ingreso en el hospital, el 12,89% de los pacientes presentaban comorbilidades cardiovasculares, el 36,08% hipertensión y el 19,45% tenía diabetes.

   Se documentaron complicaciones cardiovasculares durante la estancia hospitalaria del 14,09% de los pacientes con COVID-19. Las más comunes fueron arritmias o palpitaciones, pero un número significativo de pacientes también sufrió daño miocárdico.

   Cuando los investigadores analizaron los datos, encontraron que las comorbilidades cardiovasculares preexistentes o los factores de riesgo eran predictores significativos de complicaciones cardiovasculares, pero la edad y el sexo no lo eran. Tanto la edad como las comorbilidades o factores de riesgo cardiovasculares preexistentes fueron predictores significativos de muerte.

   Los autores añaden: "Las complicaciones cardiovasculares son frecuentes entre los pacientes con COVID-19 y podrían contribuir a los eventos clínicos adversos y la mortalidad".