El Servicio Extremeño de Salud convoca un Festival de Cortos sobre el uso inadecuado de los medicamentos

Actualizado 22/01/2013 17:15:14 CET
PÖLLÖ/WIKIMEDIA COMMONS

MÉRIDA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Extremeño de Salud (SES) y la Fundación para la Formación y la Investigación de los Profesionales de la Salud de Extremadura (Fundesalud) han convocado el I Festival de Cortos Cinematográficos 'Polimedicación y Salud', con la intención de "generar material audiovisual que ayude a los profesionales de la salud a valorar la importancia para la salud del uso inadecuado de los medicamentos".

El festival de cortos, incluido en el programa de las Jornadas sobre el Uso Adecuado del Medicamento que desde hace siete años organiza el Área de Salud de Plasencia, pretende trasladar algunos "mensajes muy sencillos" como que la medicación "debe estar bien prescrita o que no hace falta medicalizar la vida", además de abrir un debate sobre la posibilidad de que los pacientes estén tomando muchos fármacos innecesariamente.

Las bases del certamen establecen un primer premio de 1.500 euros para el mejor corto y un accésit de 500 euros que serán seleccionados por el jurado, además de un premio especial del público, dotado con 1.000 euros, que será adjudicado al trabajo que reciba más votos de los espectadores, informa el Gobierno extremeño en nota de prensa.

En el certamen pueden inscribirse todas las personas mayores de 18 años presentando cortos que aborden, en un máximo de 5 minutos y 30 segundos, los problemas de la polimedicación, del uso inadecuado de medicamentos o de la medicalización de la vida.

El plazo de inscripción termina el 15 de marzo, y las bases completas están disponibles en la página www.polimedicado.com, en la que también pueden visionarse los cortos que se han presentado hasta el momento.

AUMENTAR LA SEGURIDAD DE LOS PACIENTES

En opinión del promotor del festival y farmacéutico del Área de Salud de Plasencia, Antonio Villafaina, el certamen debe entenderse en el marco de una "estrategia integral" dedicada a aumentar la seguridad de los pacientes que toman muchos medicamentos "y a poner en duda aquel sistema sanitario en el que la solución para todo sea dar pastillas, porque esto genera más problemas".

Para combatir el problema del uso inadecuado de los medicamentos, el SES puso en marcha en 2010 el Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado, con el objetivo de ayudar a cumplir adecuadamente el tratamiento prescrito a todas las personas que no pueden hacerlo por problemas cognitivos, sensoriales (vista, oído, *.), o de manipulación, y al mismo tiempo supervisar la idoneidad del tratamiento para las características específicas del paciente.

Unos 60.000 extremeños forman la población diana de este programa, que considera polimedicados a todos los pacientes con más de 75 años que toman simultáneamente cinco fármacos o más de manera habitual.

No obstante, la edad no es un criterio de exclusión, y cualquier persona polimedicada con independencia de su edad que tenga dificultades para seguir su tratamiento puede incluirse en el programa.