La exposición a la luz solar, fundamental para tener un sueño saludable

Publicado 20/06/2019 12:24:02CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La exposición a la luz solar es fundamental para mantener un ritmo regular del ciclo sueño-vigilia, considerado uno de los pilares fundamentales de la salud, según han explicado desde la Sociedad Española de Sueño (SES), en el marco de la celebración del Día Internacional del Sol el 21 de junio.

La luz tiene una función visual, "pero además tiene una función de sincronización del sistema circadiano. El reloj circadiano funciona como un reloj de cuerda al que hay que poner en hora cada día, siendo el ciclo de luz-oscuridad el principal encargado de ello", según ha señalado la coordinadora del grupo de cronobiología de la SES, la doctora María José Martínez Madird.

En este sentido, el sol, como principal fuente de luz, es el sincronizador "más importante" con el que contamos los humanos, el que marca a nuestro reloj interno en que momento del día estamos. Además, y a diferencia de la luz azul emitida por las pantallas de móviles, ordenadores y otros dispositivos electrónicos "que al recibirse durante la noche inhibe la secreción de melatonina", la luz solar, recuerda la doctora, tiene justamente el efecto contrario.

Así, ha continuado explicando que es necesario una luz intensa durante el día, siendo la luz del sol la ideal, para que posteriormenre se pueda sintetizar melatonina durante la noche, lo que favorece un descanso saludable. Sin embargo, cada vez pasamos más tiempo en ambientes cerrados y con luz tenia. "Cuando llegamos a casa, además, encendemos luces, la televisión, nos vamos a la cama con el movil o la tablet... al final lo que hacemos es dar una señal temporal errónea a nuestro reloj interno". Esta situación produce una alteración circadiana llamada retraso de fase, habitual en la adolescencia, que puede derivar en problemas de insomnio o de conciliación.

Por otra parte, el retraso de fase es la tendencia a acostarse más tarde por la noche y a despertarse más tarde por la mañana, un desajuste que provoca que se tienda a dormir menos tiempo los días laborables y a dormir más los festivos, en una situación que, según ha alertado la SES con motivo del cambio horario en verano, puede favorecer un bajo rendimiento laboral y escolar y, de forma crónica, facilitar la aparición de enfermedades asociadas a la falta y a la mala calidad del sueño como la enfermedad de Alzheimer, la hipertensión arterialm la obesidad, la diabetes, el infarto de corazón, el ictus, la depresión y la ansiedad.

CONSEJOS PARA APROVECHAR LA LUZ SOLAR PARA UN SUEÑO SALUDABLE

Dada la importancia de la exposición a la luz solar para tener un sueño saludable, la coordinadora del grupo de cronobiología de la SES recomienda "aprovechar todas las horas de luz natural que podamos".

Además, aconseja dormir con la persiana subida, siempre y cuando no haya farolas cerca, para despertarse con la luz del sol por la mañana; también ir y volver caminando o en bicicleta del trabajo; una vez en el puesto de trabajo mantener las persianas subidas y aprovechar los descansos de la jornada laboral para salir a la calle y exponerse a la luz solar y, una vez en casa, evitar la exposición a la luz con el fin de comenzar a preparar el momento del sueño.

Contador