La exposición al frío mejora marcadores clave de la salud del corazón y el metabolismo

Archivo - Investigadora. Archivo.
Archivo - Investigadora. Archivo. - JUNTA DE ANDALUCIA - Archivo
Publicado: martes, 4 junio 2024 10:30

GRANADA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada ha demostrado en humanos que la exposición aguda al frío incrementa los niveles de las oxilipinas, compuestos derivados de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6, las cuales son marcadores de la salud cardiometabólica.

El grupo de investigación MP20-Biomarcadores de Enfermedades Metabólicas y Óseas ha demostrado que dos horas de exposición al frío pueden modificar los niveles de ciertos lípidos señalizadores. Concretamente, se observó un aumento de oxilipinas derivadas de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6, que podrían estar relacionados con la salud cardiometabólica en humanos.

Los ácidos grasos poliinsaturados son esenciales para el cuerpo, jugando un papel clave en la regulación del metabolismo, el sistema inmune y la respuesta inflamatoria. En el organismo, estos ácidos grasos se transforman en compuestos llamados oxilipinas, que son responsables de llevar a cabo las funciones de los ácidos grasos originales.

De forma simple, los ácidos grasos omega-3 se convierten en oxilipinas con funciones antiinflamatorias y que ayudan a resolver la inflamación, mientras que las oxilipinas derivadas del omega-6 ejercen funciones proinflamatorias.

DOS HORAS DE FRÍO

Este grupo de científicos expuso a un total de 64 adultos jóvenes a dos horas de exposición personalizada al frío y realizaron extracciones sanguíneas antes, a la hora y a las dos horas de exposición al frío para la determinación de los niveles de lípidos señalizadores.

En este sentido, el estudio liderado por el doctor Lucas Jurado-Fasoli ha demostrado que las dos horas de exposición al frío aumentan los niveles de oxilipinas omega-3 y omega-6, así como los niveles de endocannabinoides y lisofosfolípidos que contienen estos ácidos grasos poliinsaturados.

Estudios previos han sugerido que el tejido adiposo marrón, un tipo de grasa que ayuda a regular la temperatura y el metabolismo, podría ser el tejido involucrado en la secreción de lípidos señalizadores en respuesta al frío.

Para investigar esto, después de dos horas de exposición al frío, se midió la cantidad y actividad del tejido adiposo marrón utilizando una tomografía PET/TAC en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada. Sin embargo, los cambios observados en los lípidos señalizadores no se relacionaron ni con la cantidad ni con la actividad de este tejido.

Además, Jurado-Fasoli señala que los niveles de las oxilipinas omega-3 y omega-6 aumentaron más en personas con normopeso en comparación con aquellas que tenían sobrepeso u obesidad. Estos cambios en los niveles de oxilipinas se asociaron con un perfil cardiometabólico más saludable, como menor cantidad de grasa corporal y mejores niveles de glucosa, lípidos y transaminasas en la sangre.

Estos resultados sugieren que las personas con mayor cantidad de grasa corporal y factores de riesgo cardiometabólico podrían tener una respuesta alterada en la secreción de estos lípidos cuando se exponen al frío. Estos hallazgos se encuentran en línea con trabajos previos del grupo de investigación liderado por el doctor Jonatan R Ruiz en los cuales han demostrado que las oxilipinas derivadas del omega-3 y omega-6 pueden ser potenciales marcadores del riesgo cardiometabólico en humanos.

Contador