Publicado 22/06/2021 11:42CET

Expertos de La Salud auguran un aumento del estrés postraumático con el relajamiento de las restricciones

Archivo - Persona con tristeza
Archivo - Persona con tristeza - SASINT/PIXABAY - Archivo

VALÈNCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Expertos de La Salud de València prevén que el porcentaje de población que sufre de trastorno de estrés postraumático pueda volverse más común durante los meses posteriores a la progresiva "vuelta a la normalidad" y con el relajamiento de las restricciones, sobre todo en aquellas personas que han pasado la covid, y con un riesgo dos veces más alto para las mujeres.

Así lo han indicado en un comunicado ante la posible aprobación este jueves de que el uso de mascarilla al aire libre deje de ser obligatorio a partir del sábado 26. "La pandemia ha sido un factor de estrés significativo en la vida de muchas personas, incluidas las que no se vieron directamente afectadas por la enfermedad", asegura Tony Crespo, psicólogo de La Salud.

El especialista añade que algunas "se han sentido aisladas y solas y eso pasa factura pero otras, además, están sufriendo efectos de largo alcance y traumas asociados con la covid-19, entre otros estrés post traumático, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno adaptativo con ansiedad, etc".

"Con el progresivo levantamiento de las restricciones la mayoría de las personas, en un periodo corto de tiempo, reanudarán sus vidas --trabajo, estudios, relaciones sociales, viajes-- sin problema alguno", explica el doctor Crespo.

Sin embargo, añade que aquellas personas que carecen de un sistema de apoyo sólido "pueden ser más vulnerables a sufrir un trauma emocional y, si este no es tratado, a largo plazo pueden hacerlos más propensos a sufrir distintos episodios de ansiedad, insomnio, irritabilidad, arrebatos de ira, ataques de pánico, hipervigilancia (estar constantemente en guardia ante las amenazas) y un reflejo de sobresalto excesivo (tendencia a asustarse fácilmente)".

"También puede haber síntomas que debemos vigilar como la hiperactividad (un estado anormal de ansiedad elevada) ya que generalmente se desarrollan como resultado de la reacción exagerada del cuerpo a la respuesta al estrés, que causa cambios biológicos en el cerebro", ha alertado.

Para ir volviendo a la normalidad de forma progresiva, el experto aconseja marcarse una rutina deportiva ya que existen evidencias científicas que argumentan que la salud física influye directamente en la salud mental y el estrés psicológico puede manifestarse físicamente a través de tensión muscular, aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones, temblores e incluso dolor.

De ahí la importancia de que todas las personas, independientemente de su edad o estado físico, "se muevan, ya que el movimiento es la puerta que hace procesar los efectos nocivos del trauma, la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático". "El progreso de una rutina deportiva debe ser lento, gradual y repetitivo para evitar abrumarnos", ha precisado el doctor Tony Crespo.

Otros consejos son ejercicios de respiración para manejar la ansiedad con espiración diafragmática profunda; ejercicios de relajación muscular; de exposición para superar los miedos irracionales combinada con el manejo de pensamientos y conexiones sociales.

Otras muchas ayudas para recobrar la confianza "vendrán también de la vuelta normalizada a nuestro lugar de trabajo, de mantener un celebro activo en diferentes actividades y, sobre todo, de las ganas de seguir adelante con nuestro proyecto vital", ha añadido.