Expertos recuerdan ante la operación salida que la somnolencia multiplica por siete las posibilidades de accidente

Actualizado 16/07/2010 14:25:03 CET

VALENCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

Especialistas del Hospital Casa de Salud de Valencia han señalado este viernes que conducir con somnolencia multiplica por siete el riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

Así, el doctor Escribá, encargado de la nueva consulta dedicada a los Trastornos del Sueño en el Hospital Casa de Salud, ha asegurado que "se estima que un 2,5% de los españoles padece algún trastorno del sueño que provoca somnolencia diurna excesiva".

Ante la operación salida de las vacaciones estivales, este neurofisiólogo del hospital valenciano alerta de la necesidad de identificar los síntomas y descansar cuando se produzcan para evitar un siniestro".

Así, entre las causas más importantes de sueño al volante se encuentran el haber dormido un número insuficiente de horas, el consumo de algún fármaco, tóxico o alcohol, o enfermedades como el síndrome de apnea-hipopnea del sueño, la hipersomnia o el síndrome de piernas inquietas".

Estos trastornos provocan que, puntualmente, un conductor pueda dormirse al volante y tenga un 19% más de probabilidades de sufrir un accidente, que, además suele ser más grave si es debido a somnolencia y se produce entre las 2 y las 5 de la madrugada.

"Existen muchas patologías que provocan una deficiencia crónica de sueño y afectan de forma negativa y significativa a muchas actividades de la vida diaria, entre ellas, la capacidad para conducir", afirma el doctor Escribá.

El especialista añade que "el principal problema es que muchas de estas patologías no están diagnosticadas ya que la mayoría de los pacientes nunca han consultado con un especialista, no son conscientes de su trastorno de sueño y no llegan a beneficiarse de tratamientos que, por otra parte son muy efectivos y evitan considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de tráfico o enfermedades cardiovasculares".

Entre las señales que pueden servir de advertencia de que un conductor está padeciendo somnolencia, este experto cita la dificultad de enfocar la vista o mantener los ojos abiertos, problemas para mantener la cabeza erguida, bostezos repetidos, inquietud o irritabilidad, subir el volumen de la radio y/o déficits en el control del vehículo.

Para evitarlo recomienda dormir lo necesario antes de sentarse al volante; evitar la conducción nocturna, no consumir alcohol, tóxicos ni fármacos depresores del sistema nervioso y parar para descansar 30 minutos en caso de notar algún atisbo de somnolencia.