Publicado 09/02/2022 13:51

Expertos reclaman una Estrategia de Salud Digital diseñada y coordinada entre todos los agentes

Evento 'Transformación Digital para la Mejora de la Salud', organizado por la Fundación IMAS.
Evento 'Transformación Digital para la Mejora de la Salud', organizado por la Fundación IMAS. - FUNDACIÓN IMAS

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Para que la digitalización del Sistema Nacional de Salud realmente mejore la atención de los ciudadanos y su experiencia, los expertos reunidos en el evento 'Transformación Digital para la Mejora de la Salud', organizado por la Fundación IMAS, han reclamado una Estrategia de Salud Digital diseñada y coordinada entre todos los agentes (sanitarios, pacientes, industria y administraciones).

"Digitalización no es transformación digital", ha afirmado el doctor Carlos Macaya, presidente de la Fundación IMAS. "Para que realmente se produzca esta última, se debe hacer una reorganización de los servicios sanitarios para alcanzar cinco grandes objetivos: mejorar la salud, mejorar la experiencia de pacientes y profesionales, aumentar la equidad y eficiencia del sistema sanitario y centrar la atención realmente en los pacientes", ha añadido.

Para Mª Luz López Carrasco, directora general Abbott Vascular España y Portugal, quien ha sido hasta hace poco presidenta de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, "la industria es un agente estratégico, aportando tecnología y soluciones que deben contribuir a la creación de nuevos servicios de valor".

Además, tal y como ha indicado, "la colaboración público-privada es más importante que nunca" como eje de la transformación. Para ello, es "indispensable" adaptar los modelos de contratación pública a los nuevos retos, "así como un marco presupuestario suficiente y estable".

DIGITALIZACIÓN DURANTE LA PANDEMIA

Por su parte, la directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Carina Escobar, ha apuntado que "la transformación digital es, sin duda, necesaria, pero estableciendo un protocolo consensuado con las organizaciones de pacientes que garantice la calidad asistencial y evite la brecha digital en salud".

"La pandemia ha dado lugar a que, en algún momento, la gran mayoría de los pacientes hayan tenido que ser atendidos a distancia, por teléfono principalmente, para realizar el seguimiento y la atención de sus necesidades de salud", ha recordado.

En este sentido, todos los expertos han coincidido en que la capacitación digital mediante la tecnología, cultura organizativa y desarrollo de los profesionales, así como la capacitación de pacientes y cuidadores, es esencial para garantizar la calidad y la equidad en la atención.

Otro aspecto clave que se ha destacado en las distintas ponencias es otorgar a los pacientes el control y uso de sus datos de salud. Además de ser un derecho fundamental que contribuye a promover su implicación activa en el cuidado de la salud, es un aspecto clave en la calidad científico-técnica de los datos.

Así, la calidad del dato y la integración de la información sobre todos los factores condicionantes de la salud de cada individuo se han identificado como esenciales para poder desarrollar la Medicina de las '5 Ps': predictiva, preventiva, participativa, personalizada y poblacional.

HISTORIA DIGITAL DE SALUD PROPIEDAD DEL CIUDADANO

En esta dirección, el Grupo de Salud Digital de la Fundación IMAS propone una Historia Digital de Salud (HDS) propiedad del ciudadano que recoja toda la información relevante para su salud a lo largo su vida, tanto de los distintos proveedores sanitarios, como información socio-sanitaria, administrativa y del estilo de vida.

De esta manera, facilita la continuidad asistencial y la adherencia a los tratamientos, y evita duplicidad de pruebas y errores médicos. "La HDS debería ser un instrumento central en la transformación digital del sistema sanitario respondiendo a dos elementos fundamentales: el foco sobre la salud y el empoderamiento del ciudadano/paciente", considera Ignacio Ayerdi, coordinador de este 'think tank' compuesto por 35 expertos.