Expertos piden una regulación justa para atletas femeninas con niveles naturales elevados de testosterona

Publicado 29/05/2019 7:02:34CET
PIXABAY/LUBHZ - Archivo

   MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

   Las atletas femeninas que más éxito deportivo presentan más probabilidades de tener niveles de testosterona más altos de los que se producen naturalmente, algo que las regulaciones deportivas deberían tener en cuenta, según los hallazgos que se presentarán en Lyon (Francia), en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología, ECE 2019.

   Los científicos muestran que las mujeres atletas en lo más alto de la competición registran más probabilidades de poseer niveles más altos de testosterona y trastornos leves, así como afecciones más graves y raras que elevan los niveles de testosterona. Estos hallazgos sugieren que los niveles más altos de testosterona pueden mejorar el rendimiento físico en las mujeres, a niveles más comparables a la fisiología masculina, y plantea preguntas sobre cómo garantizar la equidad de la competencia en el deporte femenino.

   Las competiciones atléticas de élite tienen eventos masculinos y femeninos separados para mantener la imparcialidad, ya que los hombres naturalmente poseen ventajas físicas en cuanto a fuerza, velocidad y resistencia. Se acepta ampliamente que estas características se deben a que los hombres reigstran niveles de testosterona de 15 a 20 veces mayores que los niños o las mujeres de cualquier edad.

   Las regulaciones recientes introducidas por la Asociación Internacional de la Federación de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) y el Comité Olímpico Internacional (COI) sobre la gestión de niveles naturalmente altos de testosterona en las mujeres han sido polémicas. Las nuevas regulaciones requieren que las mujeres con altos niveles los reduzcan médicamente puedan competir, sin embargo, expertos académicos y de derechos humanos han cuestionado la imparcialidad y la moralidad de estas reglas.

   Las razones de los altos niveles de testosterona en las mujeres son complejas, y pueden ser causadas por trastornos comunes como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) o enfermedades más raras, como tener el cromosoma Y masculino. Los estudios en hombres muestran una relación clara entre los niveles de testosterona y el rendimiento físico mejorado, pero menos estudios han examinado esta relación en mujeres.

POSIBLE LÍMITE DE TESTOSTERONA: 5 NMOL/L

   Por lo tanto, es vital establecer en qué medida los niveles más altos de testosterona pueden mejorar el rendimiento en atletas femeninas, hacia una fisiología más parecida a la masculina, y establecer un nivel aceptable y justo de testosterona para que las atletas puedan competir. La profesora Angélica Lindén Hirschberg y sus colegas del Karolinska Institutet y del hospital de la Universidad de Karolinska, en Suecia, han investigado los niveles de testosterona en atletas femeninas y cómo estos afectan su rendimiento físico.

   Sus estudios han demostrado que las mujeres con niveles muy elevados de testosterona desarrollan masa muscular y resistencia física más similares a las de los hombres. También encontraron que las mejores atletas femeninas presentaban más probabilidades de poseer niveles más altos de testosterona que ocurren naturalmente y de tener SOP.

   Utilizaron sus datos para establecer recomendaciones sobre un rango aceptable de niveles de testosterona para las atletas de élite, que tiene en cuenta si los niveles son lo suficientemente altos como para impulsar la fisiología de las mujeres a ser más similar a la de los hombres.

   Los niveles en hombres sanos se encuentran en el rango de 7,7 a 29,4 nmol/L y de 0 a 1,7 nmol/L en mujeres sanas, por lo que para una mayor equidad y considerando la representación excesiva de mujeres con niveles naturalmente más altos en el deporte, el equipo recomendó un nivel máximo de testosterona para eventos deportivos femeninos de 5 nmol/L para usar en los reglamentos de la IAAF y el COI.

   La profesora Hirschberg dice: "El éxito deportivo debe venir de una combinación de talento y dedicación. En circunstancias donde las mujeres tienen niveles altos de testosterona, pueden tener una ventaja poderosa. Las atletas de élite quieren competir de manera justa contra otras mujeres, no aquellas que tienen fisiología más masculina. Sin embargo, también debemos apreciar que trazar una línea en un nivel aceptable es difícil; nuestro límite concede permiso a las mujeres con niveles naturalmente más altos y un SOP leve, mientras que descartamos aquellas con afecciones más graves que elevan enormemente los niveles de testosterona y promueven una fisiología más masculina".

   "En aras de la equidad en el deporte para todos, se necesita una política que responda con sensibilidad a quienes pueden tener una enfermedad que provoca un alto nivel de testosterona. Nos hemos centrado específicamente en definir los niveles que realmente confieren ventajas adicionales en la fuerza y velocidad en las mujeres, y establecer un límite apropiado para la equidad competitiva", concluye.

Contador