Actualizado 04/06/2020 17:25 CET

Expertos piden prudencia, optimismo y responsabilidad en la desescalada para volver a la normalidad de forma progresiva

Francisco Santolaya (1I, Arriba), Josep Alfonso (2I, Abajo), y José Antonio Lorente (3DAbajo), participan en el Encuentro Digital de Europa Press: 'La vida en España en tiempo de COVID-19. Apuntes para la desescalada emocional' moderado por Javier García.
Francisco Santolaya (1I, Arriba), Josep Alfonso (2I, Abajo), y José Antonio Lorente (3DAbajo), participan en el Encuentro Digital de Europa Press: 'La vida en España en tiempo de COVID-19. Apuntes para la desescalada emocional' moderado por Javier García. - EUROPA PRESS

Podcast La vida en España en tiempos de COVID-19, apuntes para una desescalada socio emocional adecuada

Fundación Axa edita, con el Consejo General de Psicología, un decálogo con recomendaciones para la desescalada

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Prudencia, optimismo y responsabilidad son los consejos que los expertos consideran fundamentales para una desescalada segura y para una vuelta a la normalidad de una forma "tranquila y progresiva".

Así lo han señalado este jueves Francisco Santolaya, presidente del Consejo General de Psicología de España; Josep Alfonso, director general de la Fundación Axa; y José Antonio Lorente, catedrático de Medicina Legal de la UGR y presidente de la Fundación QSR Global, durante su participación en el encuentro informativo 'La vida en España en tiempos de Desescalada. Apuntes para la desescalada emocional', organizado por la Fundación Axa y Europa Press.

"Prudencia y optimismo", ha resumido Lorente como consejo para la desescalada y, utilizando una expresión bélica, ha mantenido que "el día de la victoria es hoy, lo fue ayer y lo será mañana". Santolaya, por su parte, ha pedido "utilizar la cabeza" porque "se ha luchado mucho y estamos a punto de conseguirlo". A su juicio, la nueva normalidad necesariamente tiene que ser mejor "que la que teníamos antes en cuanto a solidaridad o empatía".

Para el director de la Fundación Axa, la vuelta ha de ser "a la normalidad que teníamos, más que a una nueva" pero "sin olvidar todas las medidas de seguridad e higiénicas" necesarias. En ese punto, ha hecho alusión al Decálogo que Fundación Axa ha editado con la ayuda del Consejo General de Psicología de España que pretende ayudar a los españoles a aplicar en positivo aquello que se ha aprendido durante el confinamiento.

Entre esas recomendaciones la guía insta a confiar plenamente en nuestra capacidad de adaptación, que se ha puesto en prueba durante este tiempo; a ver en positivo experiencias novedosas, como el uso de las aplicaciones tecnológicas; y a disfrutar de la vida, con las limitaciones actuales, pero en positivo, ha resumido Alfonso.

La publicación también invita a "elaborar un calendario con las actividades placenteras que tenemos a nuestro alcance en la nueva situación, a buscar apoyo en las personas que queremos que formen parte de nuestro círculo, a recuperar nuestra imagen personal y a pedir ayuda profesional" si las circunstancias personales y la capacidad de adaptación se desbordan, ha trasladado.

DISTANCIAMIENTO FÍSICO

Los expertos han rechazado la denominación de distanciamiento social y han advertido de las consecuencias de la expresión, de modo que han apostado por llamar, y practicar, el distanciamiento físico.

Asimismo, han alertado de que pueda convertirse en "fobia social" y de que se sitúe a ciertos colectivos, que ya están en situación de vulnerabilidad, como "potencialmente más peligrosos que el resto" para la transmisión del virus.

En otro orden de cosas, Josep Alfonso ha señalado que en los últimos años compañías como Axa ya empezaban "a ver indicios" de la llegada de una pandemia como "una posibilidad de riesgo cada vez más emergente" y ha citado que informes sobre riesgos emergentes elaborados por expertos ya apuntaban a finales del año pasado ese riesgo de pandemia, señalando a África como el continente más sensible a esa situación.

Pocos identificaban el foco en Asia pero sí se hablaba de un nuevo virus de la gripe que se transmitiera de animales a humanos causando una potencial pandemia, ha trasladado Alfonso, quien también ha previsto que esta podría "no ser la última" y que los expertos tendrán que "trabajar para estar mejor preparados para afrontar juntos ese riesgo".

(EP)